Recursos Humanos

9 razones para cambiar de carrera lo antes posible

¿Sientes la necesidad de hacer un cambio? Puede ser el combustible de tu éxito.
9 razones para cambiar de carrera lo antes posible
Crédito: Depositphotos.com

Existen estudios que sugieren que la estancia promedio en un empleo es de cuatro años y medio, y se ha dicho que una persona cambiará de carrera siete veces durante de su vida. Así que si sientes la necesidad de hacer un cambio, no te asustes. Es perfectamente normal y puede ser el combustible que necesitas para alcanzar el éxito.

Definir un “cambio de carrera” es un tanto difícil, pero me gusta pensar que es aceptar un trabajo en una nueva industria que te permita expandir tus habilidades. Con eso en mente, aquí hay 9 razones por las que podrías necesitar hacer esta transformación.

1. No escogiste tu carrera
Hay muchas razones por las que se puede empezar a trabajar en un sector en particular. Si tus motivaciones tuvieron que ver con desesperación, contactos familiares u otra circunstancia aleatoria, es posible que necesites hacer un cambio pronto. No temas pensar en empleos que antes no hubieras considerado. Tal vez ser diseñador freelance no es tan glamuroso como ser banquero (para algunos), pero puede ser el camino que necesitas seguir para ser feliz.

2. Te pegó la mala economía
Un trabajo en el mercado financiero era muy lucrativo en 2003, pero para la llegada de la crisis de 2008 había perdido su brillo. Si un cambio económico o tecnológico afectó el campo en el que te desempeñas actualmente, posiblemente necesitas hacer un cambio, lo quieras o no. Piensa en qué tipo de trabajo te permitirá usar tus habilidades de una manera novedosa.  Solo no caigas en pánico y aceptes cualquier empleo por miedo.

3. Te empezó a gustar una industria naciente
No importa si tienes 30 o 60 años, hoy en día hay un sinfín de carreras que no existían cuando estabas en la universidad. Es tiempo de dar el salto a esa industria nueva que te ha empezado a interesar. Una carrera en un sector naciente te permitirá crecer rápidamente, aprender nuevas habilidades y hasta reavivar la pasión que habías perdido.

4. Ya llegaste al techo
Es posible que ya hayas llegado al punto más alto de tu carrera actual. A veces ayuda a cambiar de empresa, pero en otras ocasiones necesitas dar una vuelta de 180 grados. La buena noticia es que buenas cualidades de líder pueden hacerte brillar en cualquier campo.

5. Necesitas más dinero
A veces sucede que la carrera que creíste desear no es capaz de mantenerte. Es posible que puedas tener mayores ingresos con el tiempo, pero si te urge generar más capital (por situaciones familiares o de salud), entonces sí necesitas hacer un cambio. El dinero no compra la felicidad, pero es una parte importante de vivir una vida tranquila. Nadie puede negar que hay carreras que simplemente pagan más que otras.

6. Tus talentos no encajan con tu campo
¿Estás en una industria cada vez más tecnológica, pero te cuesta trabajo seguir las nuevas tendencias digitales? ¿Eres un empleado que desea ser capaz de poner sus propias reglas? Debes evolucionar a otro sector si tus capacidades no van de acuerdo con el sector en el que te desempeñas.

7. Cambio tu perspectiva
Casarse, divorciarse, tener hijos o hasta un simple viaje al extranjero puede hacer que tus prioridades cambien drásticamente. Phillip Moffitt, el CEO de Esquire Magazine, dejó su carrera cuando tenía 40 años para buscar un empleo que lo llenará espiritualmente. Los grandes cambios de la vida pueden transformar tu perspectiva e impulsarte a cambiar de carrera.

8. Ya no hay desafíos
Si tu trabajo actual ya no te estimula, entonces puede ser momento de renovar tu vida. Demasiadas personas pasan años enteros de sus vidas en un trabajo que odian simplemente porque no se atreven a hacer un cambio verdadero. No gastas 60 horas a la semana en algo que no te llena. Mejor, imagínate trabajando en otras industrias que te permitan explotar todo tu potencial.

9. Te “quemaste”
En otras palabras, ya diste todo lo que tenías que dar en tu carrera actual y sientes que ya no tienes nada más que ofrecer. A veces ayuda tomar vacaciones, pero cuando te da el síndrome del burn out (literalmente, te fundes física y mentalmente), necesitas cambiar de dirección. Los nuevos retos te reanimarán y transformarán tu vida.

Probar cosas nuevas puede dar miedo, pero verás que muchas de tus habilidades actuales pueden funcionar muy bien en otro sector. ¡Atrévete a dar el salto!

 

3. Te empezó a gustar una industria naciente

No importa si tienes 30 o 60 años, hoy en día hay un sinfín de carreras que no existían cuando estabas en la universidad. Es tiempo de dar el salto a esa industria nueva que te ha empezado a interesar. Una carrera en un sector naciente te permitirá crecer rápidamente, aprender nuevas habilidades y hasta reavivar la pasión que habías perdido.