Finanzas

4 consejos para que el Buen Fin no sea una pesadilla

Antes de “aprovechar” malas ofertas, te decimos qué necesitas hacer para no apostar las quincenas de 2016.

Este fin de semana – que comprende del 13 al 16 de noviembre- se celebra el Buen Fin, días de promociones con grandes descuentos por todo el país.

Con más de 700 mil establecimientos participantes con ofertas tentadoras, es difícil resistirse a las compras de impulso, sobre todo cuando algunos empleadores entregaron el aguinaldo antes para permitir a sus equipos aprovechar esta iniciativa comercial.

Sin embargo, la falta de planeación y disciplina pueden hacer que el Buen Fin se convierta en la pesadilla financiera de tu familia para el siguiente año.

El programa de Educación Financiera de Bancomer indica que antes de hacer compras fuertes se debe hacer la pregunta ¿Por qué voy a gastar? De esta manera, se deja en claro que no es lo mismo empezar a desear un objeto porque está en oferta que querer algo y aprovechar verdaderamente los descuentos.

Por su parte, Juan Tallabs, fundador de la agencia de restructuración de deuda Suspendde, asevera que la iniciativa del Buen Fin es positiva, siempre y cuando se le dé un uso correcto.

“Las recomendaciones de este año son muy diferentes a las del Buen Fin de 2012. En ese entonces aconsejaba comprar lo que se pudiera y aprovechar las ofertas. Hoy se pide al público informarse antes de hacer un gasto impulsivo”, indicó.

El entrevistado nos ofreció algunos consejos para sacar el máximo provecho a esta iniciativa.

1. Compara: es importante entrar en la página web del Buen Fin y de la Profeco. En semanas anteriores, está dependencia detectó diversos comercios que aumentaron sus precios hasta 26% para hacer “descuentos” durante los próximos días. Estos negocios están listados en las páginas.

2. Observa antes de comprar: es recomendable visitar varias tiendas antes de decidirse a hacer un gasto fuerte.

3. Tener un presupuesto: como ya mencionamos, hay personas que ya cuentan con el aguinaldo y de acuerdo con Tallabs, “pueden sentir que tienen mucho dinero extra y dejarse ir sin pensar al comprar”.

4. Haz una lista: recuerda, no es lo mismo “Lo quiero” a “Lo necesito”. Piensa detenidamente qué es lo que realmente te hace falta y en qué conviene que comprometas tu dinero.

 “El Buen Fin es para comprar lo que necesites y pagar de contado siempre que te sea posible. Casi todos tenemos líneas de crédito que no podemos manejar. ‘Aprovechar’ una mala oferta sin pensar, puede comprometer tus quincenas por el resto del año”, finalizó el directivo de Suspendde.