Hide this Looking for English Content? Click here

7 señales de ser emprendedor

Conoce las claves de personalidad que muestran que estás destinado a tener tu propio negocio.
7 señales de ser emprendedor
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El emprendimiento trae consigo libertad y flexibilidad de horarios, pero también conlleva mucha responsabilidad y disciplina. ¿Quieres saber si tienes lo que se necesita para ser dueño de tu propio negocio? Aquí van siete señales de poseer potencial emprendedor.

1. Tomas la iniciativa
Ser capaz de dar el “primer paso” es fundamental para un emprendedor. Nadie está a tus espaldas diciéndote cuándo tienes que hacer las cosas. No necesitas pedir permiso para irte de vacaciones y no hay reloj que esté midiendo cuánto tiempo pasas en la oficina. Por eso sin un fuerte autocontrol, tu trabajo puede pasar a segundo plano.

¿Cómo saber si tienes esa capacidad de iniciativa? Observa si has participado en causas que no tengan compensación monetaria como caridades, grupos universitarios o iniciativas de cambio. Este tipo de actividades son indicativas de una personalidad decisiva.

2. Tienes pasión
Una actitud apática difícilmente genera éxito emprendedor. No podrás superar los obstáculos que se te presenten si no amas genuinamente lo que haces. Es muy raro que los negocios primerizos triunfen de la noche a la mañana.  Sin una pasión innegable por la industria en la que estás entrando, será difícil que te mantengas a flote entre las decepciones y los tiempos difíciles.

3. Te gusta la gente
Ser una alguien que prefiera la soledad no descarta el potencial emprendedor, pero no tener sentido social sí. Saber relacionarse con las personas es indispensable para poner un negocio ya que la comunicación es un elemento fundamental para hacer relaciones. Sin esta habilidad se te dificultará conocer socios, cerrar tratos y hasta atraer clientes.

4. No te rindes
Los emprendedores de verdad no “tiran la toalla” ante la primera dificultad. Lograr el éxito requiere perseverancia y la capacidad de pensar fuera de los estándares comunes. No todo va a salir exactamente como lo planeaste y personas, leyes, trámites y demás pueden convertirse rápidamente en obstáculos para que tu negocio crezca. Debes poseer la capacidad de seguir intentando o probar nuevos caminos para superar estas dificultades.

5. Eres un pensador creativo
La creatividad no es una característica exclusiva de escritores y artistas, también es un componente común entre los emprendedores. Una investigación encontró que 75% de las personas con negocios propios suelen tener patrones de pensamiento innovadores. ¿Por qué? Tener una buena oferta de negocio requiere ser capaz de encontrar nuevas soluciones a problemas comunes.

6. Eres competitivo
Hay una razón por la que las personas deportistas suelen ser emprendedoras: el deseo de actuar conforme a una estrategia y ganar se traduce bien en los negocios. Si eres el tipo de persona que se anima al enfrentar un poco de rivalidad, puede que tengas lo necesario para emprender. Ser un poco competitivo te forzará a no solo ser bueno, sino a ser el mejor.

7. Trabaja duro
Si eres el tipo de individuo que le gusta ir por la vida haciendo solo lo absolutamente necesario, el emprendimiento no es para ti. Los dueños de negocios propios no tienen miedo del trabajo y están dispuestos a sacrificar parte de su tiempo personal para forjar un patrimonio.

No olvides, como emprendedor (como en muchas otras instancias de la vida) lo que das es lo que recibes.

 

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.