Consultoría

10 diferencias de pensamiento de los ricos

Es importante estudiar a la gente millonaria para obtener una buena perspectiva sobre cómo ser una.
10 diferencias de pensamiento de los ricos
Crédito: Depositphotos.com

He sido rico y he sido pobre. Conozco bien ambos lados de la moneda.

Cuando crecía sin dinero, soñaba con ser millonario. A los 24 años gané mi primer millón de dólares y entendí que si no vives en prosperidad, vives en pobreza.

La riqueza es una elección que todos debemos hacer. Bill Gates una vez dijo: “No es tu culpa si naciste pobre, pero es tu responsabilidad si mueres así”. No hay una buena razón por la que debas vivir en pobreza. La plenitud te está esperando, pero debes ser valiente y decidir qué quieres hacer con tu vida.

Durante mucho tiempo batallé para creer que podría llegar a tener dinero. Un día observé las diferencias de pensamiento entre quienes tienen riqueza como fruto de su esfuerzo y entre quienes, por una extraña elección propia, deciden no luchar por generar riqueza.

Esto es lo que observé (refiriéndome como “no ricos” a aquellos individuos que no luchan por cambiar sus circunstancias):

1a. Los pobres son escépticos
Recuerdo a un compañero de trabajo que decía que los mecánicos le cobraban de más y que en la tienda trucaban las balanzas para alterar los precios. Crecía que todo el mundo quería quitarle su dinero.

1b. Los “no ricos” son más confiados
Sorprendentemente, muchos ricos tienen la tendencia de creer en las personas que conocen (dentro del sentido común) y le dan la oportunidad de probarse a sí mismas.

2a. Los “no ricos” buscan problemas
Las personas que no tienen recursos por voluntad propia no buscan soluciones. Le echan la culpa al ambiente, a sus familias, a las circunstancias, etcétera, y crean una lista de excusas por las que no tienen éxito.

2b. Los ricos buscan triunfar  
Estas personas entienden que todo pasa por una razón. Suelen tomar el control de sus vidas (sin importar sus circunstancias) y hacen que pasen grandes cosas. Dejan de lado las excusas y toman responsabilidad por sus propias victorias. 

3a. Los “no ricos” asumen
Las personas que no buscan la riqueza creen saber la verdad de todo. Cuando tratan de acercarse a un mentor piensan: “Seguramente no tendrá tiempo de verme”. En lugar de revisar los hechos o hacer las preguntas correctas, nunca intentan hacer algo nuevo.

3b. Los ricos hacen preguntas
Muchas personas exitosas se preguntan “¿Qué pasaría si..?”. Por ejemplo, “¿Qué pasaría si le escribo un correo a este empresario y me responde?”. El poder está en las manos de quienes hacen los cuestionamientos correctos.

4a. Los “no ricos” dicen “ellos”
Una vez en una tienda de autoservicio la cajera me dijo “No tienen suficientes cajas registradoras. No sé qué les pasa”. Evidentemente, esta mujer no se sentía parte de su trabajo.

4b. Los ricos dicen “nosotros”
En uno de mis restaurantes favoritos, el mesero me dijo una vez “Nos gusta cocinar nuestras carnes en hornos de leña”. Su sentido de orgullo me inspiró a darle una muy buena propina. La riqueza llega cuando inviertes en aquello en lo que crees.

5a. Los “no ricos” buscan el camino sencillo
Una vez fui de compras con un amigo que solo quería comprar la ropa más barata que pudiera encontrar. Fue a un anaquel y recogió siete camisas iguales porque tenían descuento. Naturalmente jamás las usó porque solo las compró por el precio.

5b. Los ricos buscan el mejor camino
Las personas que alcanzan la riqueza están dispuestas a pagar más por calidad. No solo buscan el menor precio, sino que los productos sirvan y jamás se conforman con cosas que sean inútiles.

6a. Los “no ricos” piensan que el dinero es más importante que el dinero
Millones de personas en todo el mundo cambian tiempo por dinero sin pensar que siempre puedes ganar 500 pesos otra vez, pero nunca recuperarás 500 horas.

6b. Los ricos saben que el tiempo importa más que el dinero
Estos individuos jamás cambian sus minutos por centavos. Buscan experiencias que los llenen y que alteren dramáticamente sus vidas. Sus carreras se enfocan en hacer lo que les gusta y en ayudar en otros, en lugar de sacrificarlo todo por un cheque quincenal.

7a. Los “no ricos” solo imitan
Cuando una persona que es pobre por voluntad propia ve una oportunidad, observan lo que otros están haciendo y los imitan. Muchas veces ni siquiera consideran otras maneras de hacer las cosas.

7b. Los ricos crean
Estos individuos observan oportunidades y se atreven a pensar fuera de los convencionalismos. Y saben exigirse y a los demás para ser innovadores.

8a. Los “no ricos” se quejan, condenan y critican
Muchas personas aprenden a ser pobres por sus predecesores. Sus familias los han condicionado a creer que “todo está mal” y que nada va bien.

8b. Los ricos son agradecidos por lo que tienen
Estos individuos saben reconocer que tienen privilegios y no los dan por hecho. Debido a su apreciación por lo que tienen, son capaces de generar más riqueza.

9a. Los “no ricos” buscan consejos “amateur”
Estos individuos quieren la aprobación de sus conocidos. Creen en todo lo que oyen sin cuestionar a las figuras de autoridad. Aceptan opiniones como hechos y no investigan más allá una vez que tienen una respuesta “cómoda”.

9b. Los ricos buscan consejos de expertos
Las personas que se han hecho ricas con su trabajo han aprendido a pensar por sí mismos. Si no pueden resolver una cuestión, buscan el apoyo de expertos. Sin embargo, saben que estos conocedores solo pueden dar sugerencias y que la decisión final es suya.

10a. Los “no ricos” tienen "televisiones grandes”
Estas personas pasan el tiempo viendo imágenes sobre las que no tienen control. Evitan usar su tiempo libre para pensar y prefieren evadir la realidad.

10b. Los ricos “tienen librerías grandes”
Las personas que alcanzan la riqueza se educan constantemente. Usan su conocimiento para beneficiarse y a los demás. En lugar de perderse en actividades triviales, pasan el tiempo tratándose de conocer a sí mismos y al mundo en el que habitan.