Consultoría

Eres lo que proyectas en redes sociales

No te gustaría perder una gran oportunidad laboral por no ser cuidadoso con lo que publicas en tus redes. ¿Cierto?
Eres lo que proyectas en redes sociales
Crédito: Depositphotos.com

No cabe duda: las tecnologías modernas han dado pie a una esfera que bien podríamos llamar la “vida online”. Y es que, a decir verdad, pocas personas en este mundo se resisten a crear un perfil propio, chatear con algún amigo o compartir imágenes con la ilusión de recibir decenas de “me gusta”.

Hay quienes consideran que las redes sociales son una simple herramienta para socializar o incluso una pérdida de tiempo, pero la realidad es que son mucho más que eso. Hoy día permiten difundir ofertas de trabajo, conformar alianzas y hasta iniciar negocios. Ante este escenario, la cosa cambia: vivimos una era en la que la imagen en las redes no puede ser un factor que deba tomarse a la ligera.

La primera impresión

Las compañías saben que si no entran en el juego de las redes sociales es posible que su marca muera tarde o temprano. Asimismo, saben que deben poner extremo cuidado a la imagen que proyectan a través de estas plataformas, pues saben que, si bien es cierto que son un arma poderosa para consolidar un producto o servicio, también pueden resultar fatídicas si se tiene algún descuido.

Sucede igual con las personas. Una foto de perfil puede decir mucho de nosotros, de nuestros objetivos e intereses. No es exageración decir que tales fotos podrían ser determinantes a la hora de encontrar un trabajo. Muchas empresas importantes basan sus primeros juicios en lo que ven en el perfil de los aspirantes, e incluso hay compañías que tienen como política revisar las redes sociales antes de contratar a una persona.

Tal pareciera que el mundo interpreta que como te comportas en las redes lo harás en la vida real. No te gustaría perder una gran oportunidad por no ser cuidadoso en este aspecto. ¿Cierto?

Toma nota de estos consejos y sigue la etiqueta para publicar en tus redes sociales:

Foto de perfil. Es el rostro que aparecerá una y otra vez al postear información, de ahí la importancia que hay que darle. Aunque no lo creas, los colores de tu ropa jugarán un papel importante en el mensaje que transmitirás. No abuses del Photoshop: una foto muy retocada podría evidenciar tus inseguridades. Tampoco te vayas al otro extremo: un rostro lavado, descuidado o haciendo gestos alocados podría mostrar que eres una persona despreocupada.

Comentarios. Las personas pueden hacerse un juicio sobre ti con respecto a algún comentario que hagas. Trata de evitar los comentarios políticos o, si deseas hacerlos, procura ser prudente y respetuoso. Asimismo, evita los mensajes de fanatismo (por ejemplo, de algún deporte) que puedan hacerte parecer radical e inflexible. Y, por favor, ¡no te enfrasques en discusiones absurdas! Busca ser ecuánime y mantener tu cordura.

Lugares que frecuentas. ¿Haces check-in en todos y cada uno de los lugares que visitas, incluida la tiendita de la esquina? Esto podría ser molesto para tus seguidores y una señal de alerta para los reclutadores. ¿Por qué querrían contratar a alguien que bombardea a sus conocidos y no tan conocidos con información relevante?

Vocabulario. Cuidar el vocabulario es uno de los aspectos más importantes. Una persona que expone un mal vocabulario demuestra ser irrespetuoso y maleducado. Definitivamente las empresas no querrán contratar a alguien así.

Horario de publicaciones. Las compañías suelen investigar si los candidatos hacen comentarios o suben fotos en horas laborales, ya que es muy posible que hagan lo mismo una vez que trabajen para ellas. Incluso si laboran para una empresa podrían perder el puesto, ya que esto se considera abandono de trabajo.

Ortografía. Escribir con faltas de ortografía puede restarte credibilidad y dar la impresión de que eres poco profesional. Aunque sea tu perfil privado, observa con lupa todo lo que escribes.

Opiniones radicales. Cuando se dan sucesos importantes a nivel mundial o local, podrías sentirte atraído de opinar o evidenciar algún “comportamiento de masa”. Trata de mostrar que eres diferente: las empresas no quieren más de lo mismo, quieren a alguien que pueda pensar por sí mismo.

La imagen que das en tus redes sí cuenta en el plano profesional. En cuestión de segundos, podrías parecer atractivo para un puesto o bien perder toda credibilidad y ser borrado de la lista. ¿Has pensado en la impresión que quieres dar?

Sobre el autor:

Luigina Campos cuenta con más de 5 años de experiencia en asesoría de imagen personal y empresarial. Es miembro activo de la Asociación Internacional de Consultores de Imagen, y dueña del sitio web A la moda con Luigina.