Columnas

Emprendedores: más allá de la innovación

Emprender también es cambiar el orden de las cosas, mudarse de la zona de confort y llegar al lugar indicado.
  • ---Shares

“Hasta que no luchas por algo, no te conviertes en lo que eres” – Sigourney Weaver.

Estamos en el sexenio del emprendimiento. El presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto, lo manifestó desde su llegada a los Pinos, hace más de tres años. Las labores realizadas en pro de la creación de nuevos negocios y la capacidad de hacerlos crecer por medio de la estandarización, aceleración o internacionalización, han sido una encomienda de todos los que participamos con el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

No es un término de moda. Emprender ha sido utilizado en gran medida para incitar a una acción, a una aventura. “Empresarialmente” es un término cuyas características principales son la determinación y el valor de intentar algo nuevo en beneficio de una comunidad específica, cuyas necesidades planeas resolver.  Emprender también es cambiar el orden de las cosas, mudarse de la zona de confort y llegar al lugar indicado, en donde encuentres las respuestas que buscabas. Y para ello, es necesario empezar = emprender.

¿Cómo emprender? Los pasos son diversos, pero, conforme a mi experiencia, puedo definir los siguientes 10 postulados en los que debes poner atención todo el tiempo:

1)      Encuentra tu pasión, tu sueño.

2)      Capacítate.

3)      No te rindas.

4)      Rodéate de gente que conozca las respuestas.

5)      Siempre busca nuevas metodologías.

6)      Autodisciplínate. Imprime actitud y promueve la aptitud en tu grupo.

7)      El mundo es de los locos. Equivócate rápido y levántate.

8)      Sé generoso. Retribuye una parte de tus éxitos a los más necesitados.

9)      Sé humilde, nunca pierdas la sonrisa.

10)   Mantente hambriento de nuevos retos.

 Si ya tienes la idea, entonces debes contestarte lo siguiente: ¿cuánto estás dispuesto a arriesgarte?

Emprender es buscar la posibilidad de innovar en proyectos que te ayuden y satisfagan las necesidades de un gran número de clientes. Es modificar la historia personal para escribirla diferente. Más allá de brindar respuestas innovadoras, es tener una acción noble con la sociedad, crear soluciones que contribuyan al mejoramiento en ciertos momentos, y arriesgarse en todo.

Más allá de aplaudir las acciones hasta ahora logradas, quisiera hacer énfasis en todo lo que falta por hacer en el camino del emprendimiento. Es necesario trabajar más para crear empleos, para activar la economía, inflar las cifras de población activa e incentivar en los más jóvenes la cosquilla de crear su propio negocio.

Como dije antes, emprender requiere creatividad, actitud y rectitud para incentivar nuevas formas de crear empresas y cumplir tus sueños, convirtiéndote en lo que quieres ser: un emprendedor. Al respecto, la actriz norteamericana Sigourney Weaver dice que: “hasta que no luchas por algo, no te conviertes en lo que eres”. Estoy seguro de que eres grande y mereces alcanzar tus metas. Ahora, la decisión es tuya. ¿Te quedas quieto o emprendes?

Sobre el autor:

Ferenz Feher es arquitecto empresarial y CEO de Feher & Feher, una de las principales consultorías en negocios y franquicias del país. Incuba y acelera empresas por medio de metodologías certificadas por el Inadem. Catedrático, articulista, locutor, expositor y escritor de libros de franquicias y emprendimiento.