Marketing

Miss Universo 2015: ¿error o estrategia?

¿Recordabas que el concurso existía?
  • ---Shares

Tengo que admitir que no tenía idea de que el concurso de Miss Universo se iba a llevar a cabo este domingo. La verdad, me enteré del evento al ver las repeticiones en internet.

La situación, como ya lo sabe la mayoría, es que el conductor Steve Harvey coronó –por error– a Miss Colombia en lugar de a Miss Filipinas.

Habían pasado solo un par de minutos en los que Ariadna Gutiérrez saboreó el triunfo cuando Harvey se disculpó diciendo que había cometido un “terrible error”.

Fue ahí donde llegó el –muy– incómodo momento donde le quitaron la corona a la latinoamericana para ponérsela a Pia Wurtzbach. ¡Ouch!

Claro que las reacciones y memes no se hicieron esperar.

“Quisiera disculparme de todo corazón con Miss Colombia y Miss Filipinas por mi enorme error. Me siento terrible”, escribió el también conductor de Family Feud desde su cuenta de Twitter.

Por su parte, el publicano Donald Trump utilizó la misma plataforma para expresar: “Muy triste lo que sucedió la noche anterior en el concurso de Miss Universo. Yo lo vendí hace seis meses por un precio record. ¡Esto jamás hubiera pasado!". Con esto el empresario dió a entender que la transmisión en su poder jamás hubiera “errado” de la misma manera.

Pero, ¿de verdad fue el "peor tropiezo” en la historia del concurso de Miss Universo?

De acuerdo con Entretainment Weekly, la transmisión en vivo de Fox tuvo seis millones de televidentes y un rating de 1.7 entre adultos de 18 y 49 años. Eso da como resultado 15 por cientomenos espectadores en ese grupo demográfico y hasta 18 por ciento menos que los registrados el año pasado.

Entonces ¿qué es lo que en realidad pasa si el conductor “falla” al momento de anunciar a la ganadora?

Decidí hacer uso de mi Twitter para preguntarle a la gente si había visto el evento o si solamente escuchó de él. De las 1500 respuestas, el 28 por ciento lo vio en vivo, mientras que el 45 supo del concurso por los videos en internet. Esto representa al doble de las personas que vieron la coronación antes del “error”.

Si traducimos eso en espectadores, el "descuido” de Steve Harvey a la hora de leer la tarjeta final hizo que el concurso ganará 12 millones de vistas.

Esta es el tipo de equivocaciones con las que sueña una agencia de relaciones públicas. Es de esa clase de errores que bien planeados podría triplicar la audiencia. Es, sin duda, la clase de descuidos que sería capaz de detener la cancelación de un concurso por falta de público.

¿Habrá sido un error intencional? Es algo que solo Steve Harvey y la firma que lleva las RRPP del concurso saben.

¿Crees que fue una equivocación honesta o intencionada? ¡Comparte tu opinión en los comentarios!