Emprendedores

¿No conocer la ley me libera de su cumplimiento?

“Toda persona debe saber que sus acciones u omisiones pueden tener consecuencias de derecho”.
¿No conocer  la ley me libera  de su cumplimiento?
Crédito: Depositphoto.com

En la antigüedad, todas las leyes se plasmaban en piedra o en bronce para hacerse del conocimiento de las personas y se colocaban en lugares públicos. En nuestro país, desde la época del gobierno del presidente Benito Juárez, las leyes se publican en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en donde diariamente se dan a conocer las nuevas reglas, así como sus modificaciones. Por mandato constitucional, es obligación de nuestras autoridades publicarlas. De no ser así, no podrían ser aplicadas a los ciudadanos, quienes debemos conocer en todo momento nuestros derechos y obligaciones.

En la actualidad, ante la realidad digital que estamos viviendo, todas nuestras actividades se desarrollan y ejecutan con gran rapidez. Tan sólo basta con accionar una aplicación para lograr algo, siendo que en muchas ocasiones desconocemos si la actividad realizada o su propio contenido pueden o no contravenir alguna disposición legal en perjuicio de algún tercero. Lo mismo ocurre cuando, por ejemplo, no pagamos los impuestos, infringimos el reglamento de tránsito, reproducimos una película o usamos una licencia de cómputo sin autorización de su titular. Igual pasa cuando usamos una marca registrada sin el consentimiento del propietario.

En cualquier caso, sabemos que estamos o que hicimos algo indebido pero sin saber las consecuencias de derecho. ¿Acaso sabemos que aquella actuación nuestra puede hacernos acreedores al pago de alguna multa?, ¿que podemos ser parte de un procedimiento judicial o administrativo?, ¿que podemos ser demandados?, ¿que podemos estar obligados a pagar los daños y perjuicios causados? O peor aún, ¿que podemos ser sujetos a alguna responsabilidad penal? En la mayoría de las ocasiones, nos hacemos sabedores de esto ya cuando nos encontramos en el supuesto en donde la autoridad nos está informando o sancionando sobre tal situación, y luego entonces decimos: “es que yo no lo sabía, lo juro”. He aquí la importancia de conocer las leyes y saber si la acción u omisión tiene alguna consecuencia de derecho. Entonces, es cuando aplica el principio jurídico universal que señala que “la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento”. Por eso, ninguna persona puede decir que no cumple con una ley por el hecho de no conocerla.

Por otra parte, también es cierto que resulta urgente tener una mejor y moderna difusión de las leyes y sus modificaciones, que nuestras autoridades utilicen métodos más creativos, sin caer en los terrenos de la persecución o intimidación, pero sí con el ánimo de acercarnos a su debido cumplimiento.

Es por ello que toda persona debe saber en lo general, dentro del ámbito de las actividades que realiza, el marco jurídico que lo regula. También debe entender el alcance legal de las leyes que se le pueden aplicar. La recomendación es que busques y te asesores de abogados que sean especialistas en los temas específicos que necesites. Esto te llevará a una mejor práctica en tus actividades y a un mejor cumplimiento. Además, estoy convencido de que un mejor y mayor conocimiento de los ordenamientos legales crea un mejor Estado de Derecho.

Sobre el autor:

Es licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana con diversos posgrados en México y en el extranjero. Es socio de la firma González Calvillo Abogados y profesor de la Escuela Libre de Derecho.