Emprendedores

Cómo tener vida social siendo emprendedor

Sigue estos consejos para apartar tiempo para tu familia y amigos, y más importante, para ti mismo.
Cómo tener vida social siendo emprendedor
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Nadie ve hacia atrás en su vida y piensa que debería haber pasado más tiempo trabajando. La mayoría de las personas, al ver su pasado, nota que ha dedicado su vida a trabajar para alguien más.

Como emprendedor, no eres de ese tipo de personas. Estás eligiendo poner tus esfuerzos y talentos en un proyecto que tú creaste; estás dándole vida a ideas que emocionan a tu mente y corazón. Y es que el emprendimiento no es un trabajo tradicional; sin embargo, como en todo, debes apartar tiempo para tener una vida social.

Si la cantidad de trabajo es un impedimento, te compartimos algunas claves para encontrar tiempo en tu agenda para divertirte con tus amigos y familia. ¡Te lo mereces!

Fija una fecha

Aparta tiempo para tu familia, tus amigos, tu comunidad, tu pareja y, lo más importante, para ti mismo. Si tus ideas de negocio están relacionadas con tus pasiones personales, está genial. Pero de todas formas debes separar periodos para socializar. Te lo debes a ti, a la gente que te rodea e incluso a tu negocio.

Sal de tu zona de confort

Es más fácil separar tu vida laboral de la personal cuando tienes un trabajo. Al terminar la jornada laboral puedes ir a un bar, platicar con unos amigos, ver un juego, o lo que sea que te interese. Pero cuando trabajas para ti mismo es muy diferente: no hay switch de "apagado".

No obstante, aunque no puedas apagarlo por completo, debes buscar la forma de al menos ponerlo en estado "sleep". Después de todo, tener tiempo fuera del negocio puede ayudar a revitalizarte personal y profesionalmente.

Considera el ejemplo de un basquetbolista profesional practicando tiros. Tal vez tomarse una hora más al día para hacerlo lo ayude a mejorar. Pero practicar en exceso también puede implicar entrenar cuando se está muy cansado y nada enfocado. De la misma manera, sobretrabajar puede ser contraproductivo. Si trabajas cuando estás muy estresado, fatigado o desconcentrado, probablemente cometerás errores que afecten tu negocio.  

Mantente en contacto

¿Cancelas constantemente planes para trabajar en tu negocio? Si lo haces, claramente la gente de tu alrededor se molesta y resiente. Y es que muchos no saben lo que es ser un emprendedor; algunos no aprecian los sacrificios iniciales, la inseguridad financiera, y la ansiedad y el miedo que un nuevo emprendimiento puede traer consigo. Pero no te enojes; mejor, haz un esfuerzo por expresar tu posición y entender la de ellos.

Haz tiempo para cumplir tus compromisos personales. También podrías empezar a salir con más emprendedores que comparten tu visión y estilo de vida. Eso está bien, pero no te olvides de tus amigos de siempre y de dónde vienes.

Comprométete

Encontrar tiempo para tener citas puede ser algo muy frustrante para los emprendedores. No te puedes involucrar como quisieras en una nueva relación o, si ya tienes pareja, es probable que se sienta ignorada por todo el tiempo que pasas en el trabajo. Una vez más, la clave está en la comunicación abierta.

Hazle saber a la gente que te importa y aparta tiempo para ellos. Agenda tu vida personal con igual de importancia que tu vida laboral. ¡Recuerda que al final es igual de valiosa!