Emprendedores

Supera la carga emocional de emprender

Dar el paso de empleado a empresario no es fácil. Debes prepararte mentalmente para enfrentar los nuevos retos.
Supera la carga emocional de emprender
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

De acuerdo con el INEGI, por cada 100 negocios que nacen en México, sólo 11 logran sobrevivir a los 20 años. Este dato resulta por demás revelador –e incluso aterrador–.

La realidad es que para emprender no basta tener buenas ideas, sino que se requiere de una preparación en áreas clave como administración, mercadotecnia y ventas; pero fundamentalmente, una gran firmeza moral y emocional. Para dar el primer paso en esta carrera de resistencia, hay que considerar igual de importante una preparación personal –sentimental, intelectual y familiar– para enfrentar los retos que trae consigo tener un negocio.

Iris Sánchez, fundadora y directora general de los centros de cuidado personal Novalaser, vivió el proceso de empleada a emprendedora y, posteriormente, de emprendedora a empresaria. “Tenía un puesto con mucha proyección en un gran corporativo; sin embargo, vi cómo cada vez se empleaba gente más joven dispuesta a hacer lo que fuera por poco dinero y yo no quise ese tipo de situaciones en mi futuro”, recuerda.

Luego de mucho meditar, la joven renunció a ese trabajo de ensueño en 2005 y casi de inmediato aparecieron los primeros detractores. “Las críticas más fuertes vinieron de mis amigos. Les costaba mucho entender por qué le daba la espalda a un gran empleo por ‘una tiendita’. A eso súmale las historias de fracaso”, comparte.

Cómo cambiar de actitud

El primer análisis personal debe aparecer desde la época de emprendimiento. “Ser desempleado no significa estar desocupado”, advierte Ricardo Shahin, coach y director general de CIR México, consultora en estudios de satisfacción del cliente y programas de lealtad. Y, a decir del experto, éste es uno de los principales retos del exterior que debe enfrentar el emprendedor.

Por otra parte, Rigoberto Acosta, coach y director general de Coach Latinoamérica, detecta tres principales errores al dejarse llevar por las emociones:

Mala actitud. El emprendedor se siente pequeño, sus acciones son de corto alcance y carece de una certidumbre acerca del futuro de su negocio.

Falta de disciplina y enfoque. Si el dueño es desordenado, los resultados serán pobres.

No hay inversión en entrenamiento para el empresario. El dueño debe prepararse si quiere hacer crecer su negocio.

La experiencia de lidiar con tantos emprendedores le ha permitido a Acosta detectar estas situaciones. Iris por ejemplo, tras la renuncia, vio que había cometido un error: fue ingenua. A pesar de que tenía estudios en sistemas computacionales y experiencia laboral, carecía de una preparación profesional para emprender. Esto la llevó a buscar capacitación en la incubadora de negocios del Tecnológico de Monterrey.

“Ahí me di cuenta de que no estaba sola, que la mayoría de los emprendedores tenemos que lidiar con los mismos problemas profesionales y personales”, relata. Y así, a finales de 2005 concluyó el año con dos sucursales propias de Novalaser. 

Dueño, no esclavo

Los primeros seis meses como emprendedora, Iris dedicaba a su negocio de cuidado personal de 18 a 20 horas diarias. Pronto dejó de frecuentar a sus amigos y su familia no entendía sus ausencias, ya que para ellos estaba “desempleada”. También abandonó sus clases de pintura y baile y su pasatiempo favorito, el cine, dejó de tener cabida en su vida diaria.

Sin embargo, a pesar de todo el tiempo invertido y que en sólo dos años la empresa había crecido 50 por ciento su número de unidades en la Ciudad de México, la emprendedora notó que estaba ganando menos que al principio. ¿En dónde estaba el error?

“El problema del emprendedor es que se emborracha de éxito. Al carecer de un plan de trabajo su filosofía se vuelve el dicho ‘Como veo, doy’, es sobrepasado por la demanda y termina aborreciendo su negocio”, señala Ricardo Shahin. Es precisamente en ese momento que el coach recomienda hacer una pausa para responder estas preguntas:

¿Qué quiero?
¿Qué debo hacer para lograrlo?
¿Qué estoy dispuesto a “pagar” para alcanzar mis objetivos de negocio?
¿Qué no estoy dispuesto a hacer?

“El emprendedor debe desarrollar una estrategia de crecimiento en función a los clientes, siendo el más importante su cliente interno; es decir, él mismo”, afirma Shahin. En el caso de Iris, quería encontrar la solución a sus problemas de negocios, profesionalizarse y redefinir sus objetivos.

Que las cosas sucedan

Al estudiar Dirección General en el Ipade, Iris Sánchez encontró la guía de personas que ya habían recorrido el camino de emprendedor a empresario dispuestas a compartir con ella experiencias y buenas prácticas. “Ahí aprendí a valorar la humildad para aceptar que me puedo equivocar y que los demás también pueden aportar valor a mi negocio”, cuenta. 

Algo que ayudó a Iris a recuperar su vida personal fue aprender a delegar. Esto la hizo redescubrir la importancia de invertir tanto en su preparación como en la de su equipo de trabajo. “Delegar es ordenar con consciencia sabiendo qué quiero de regreso. Y para delegar hay que tener objetivos claros y marcar los puntos de control”, explica Shahin.

Gracias a que la emprendedora jamás dejó de prepararse para convertirse en una empresaria profesional, consiguió las herramientas necesarias para enfrentarse a la dirección del negocio y a su crecimiento. “Hoy cuento con un sistema de trabajo que me ayuda a tener el control de mi empresa”, comparte. A decir de la empresaria, éste consiste en:

-Trazar un plan de negocios.
-Definir objetivos claros, medibles y alcanzables.
-Incluir la capacitación propia y del personal dentro del presupuesto.
-Motivar continuamente al personal.
-No olvidar que todos tenemos aciertos y cometemos errores.

Al asumir el control de su negocio, Iris tuvo la oportunidad de trazar un horario de trabajo justo y retomar aquellas actividades que fomentan su crecimiento personal y profesional. “Mi día comienza a las 8:00 am en casa, ahí dedico un par de horas a organizar mi agenda. Llego a la oficina a las 10:00 am e invierto máximo nueve horas al negocio”, cuenta.

Para el coach Ricardo Shahin, una buena manera de evitar convertirte en esclavo de un negocio es llevar a cabo las siguientes acciones:

Detente. Luego pregúntate ¿de verdad este es el negocio que tenías en mente?

Traza un plan de negocios. Revísalo, mínimo, cada mes.

Proyecta tu negocio. No olvides tener objetivos de negocios claros, medibles y alcanzables.

Prepárate. Desde revistas especializadas hasta diplomados y coaching, todo se vale.

Siempre trabaja pensando en la satisfacción de tu cliente. Sobre todo, no olvides a tu cliente interno (es decir: tú). 

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

David provides constructive insight to help businesses focus on their company growth, build brand awareness and know when and how to raise money.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur