Consultoría

Por qué levantarse 1 hora antes hace la diferencia

Te decimos la razón por la que 60 minutos pueden hacer de tu día más productivo.
Por qué levantarse 1 hora antes hace la diferencia
Crédito: Depositphoto.com

Definitivamente Ben Franklin tenía razón cuando aseguró: “Si un hombre se va a dormir temprano y madruga al día siguiente se volverá sano, rico y sabio”. Aunque realmente saco la idea de Aristóteles cuando afirmó: “Si despiertas antes del amanecer contribuirás en tu salud, riqueza y sabiduría”. Sea como sea, ambos tienen razón, ¿no lo crees?

Incluso proverbios como “El pájaro mañanero es quien obtendrá el gusano” sugieren que despertarte temprano te hará más productivo, aunque ¡ojo! el solo hecho de pararte antes no quiere decir que automáticamente obtendrás la energía que necesitas.

Lo que sí es un hecho es que son los rituales mañaneros los que harán la diferencia. Aquí algunos tips para empezar tus mañanas con el pie derecho.

1. Amanece temprano
Párate una hora antes de lo que acostumbras. Sí, disfruta tu café, lee algo que te inspire (o eduque) y después piensa en todo lo que tienes que hacer.

Tómate un momento para planear tu día. Ordena tus tareas por prioridades y empieza por las más difíciles de hacer ya que en la mañana es cuando tienes más energía.

2. Ejercítate
Los ejercicios matutinos estimulan el cuerpo y la mente produciendo endorfinas, mismas que activan el cerebro.

Si quieres conquistar el día tienes que estar saludable por dentro y fuera, además, el ejercicio diario reduce el estrés.

Military.com recomienda hacer 15 minutos de ejercicio incluyendo, saltos, sentadillas, abdominales y cardio. Si de plano sientes que el gimnasio no es para ti, intenta salir a caminar aunque sea 20 minutos.

3. Medita
Hacerlo no solo tranquilizará tu mente, también le brindará paz y claridad a tu ser dejando entrar la creatividad.

Date un regalo de 15 minutos en un ambiente tranquilo y solo “déjate llevar”.

Si no tienes tiempo de hacerlo, empieza por tu lista de agradecimiento. ¿Cómo? Antes de poner un pie fuera de la cama visualiza tres cosas por las que estás agradecido. Repítelo diariamente y procura que éstas sean distintas.

Arma tu rutina matinal e intenta ejercerla diario. ¡No te arrepentirás!