Consultoría

5 herramientas no académicas útiles para tu negocio

Para triunfar en el medio laboral necesitas de algo más que aquello que aprendiste en la escuela. ¡Desarrolla estas habilidades!
5 herramientas no académicas útiles para tu negocio
Crédito: Depositphotos.com

Cuando fuiste a la escuela te enseñaron el abecedario y a escribir oraciones cortas, matemáticas y geografía. Más adelante, en la universidad, te dieron “las herramientas” que te harían exitoso en la vida. Pero una vez que saliste de la escuela te diste cuenta de que, aunque el conocimiento que adquiriste es necesario para hacer tu trabajo, hay algunos detalles que son claves para resaltar y que nadie te enseñó a hacer.

Las habilidades personales son básicas para relacionarte con la gente, desde tus compañeros de trabajo hasta tus clientes. Aquí te damos algunos consejos para desarrollarlas:

Empatía. Presta mucha atención a lo que te está diciendo tu interlocutor: a veces te dice más con sus gestos que con la información verbal. Asimismo, procura siempre tener una respuesta prevista para las distintas situaciones. Si tu compañero te está contando que no pudo enviarte el avance de su trabajo porque su hijo está en el hospital, no te enfoques en la falta, sino en la razón.

Ortografía. Como la puntualidad, la ortografía es cortesía de reyes y una persona educada debe saber cómo escribir correctamente. No hay nada que denote más la falta de profesionalismo que un documento, un mail y hasta una tarjeta de felicitación con faltas de ortografía. Puedes inscribirte a cursos, comprar un libro de reglas ortográficas o, la infalible, leer. La lectura hace que la ortografía adecuada se retenga en un cerebro sin necesidad de estudiarla, así que libros, revistas y periódicos serán tus mejores aliados.

Administración de tiempo. Para ser productivo y no retrasar a tu equipo, la administración del tiempo es básica. Deja a un lado el teléfono y las redes sociales mientras estás trabajando y busca aplicaciones que te ayuden a mantener el ritmo de trabajo como The Pomodoro Technique o Work Meter.

Relaciones públicas. No tienes que ser una monedita de oro con todo el mundo, pero sí llevar una buena relación con tus pares, ya que nunca sabes cuándo necesitarás de la otra persona. De la misma forma, siempre mantente abierto a ayudar a los demás. Esto, además de cortesía y estrategia de negocios, es pura y llana educación.

Confianza. ¿Nunca te ha pasado que crees que no puedes con algo y luego alguien te dice que lo hiciste muy bien (y te sientes muy feliz)? Eso es confianza externa, alguien te la está dando, pero es crucial que conozcas y asumas tus aptitudes para que creas en ti mismo y en tu capacidad. Entonces verás lo fácil que es relacionarte con otras personas, crecer profesionalmente y lo disfrutable que es trabajar.

¡No olvides que la capacitación nunca termina y está presente en muchos ámbitos de tu vida!

Esta nota fue publicada originalmente en Victoria 147.