Columnas

Los Oscar 2016: sueños dorados de marketing

La Academia dio a conocer una campaña de publicidad de ensueño para los Oscar de este año: “WE ALL DREAM IN GOLD”.
  • ---Shares

No es que esté de acuerdo con el newsjacking (si no sabes de qué hablo da clic aquí), ni tampoco es mi intención platicarles –y aburrirlos–con algo que seguramente ya han visto hasta en la cola de la tortillas, pero es que tengo una irremediable obsesión con los Oscar.
 
OJO: Antes de cerrar esta pestaña y pensar “El post de Georgie es muy aburrido”, debo advertirles que este post no trata de posibles ganadores, opiniones sobre México y su papel en los premios y mucho menos cebollazos a mis paisanos y colegas. ¡Sigue leyendo, confía en mí!
 
En años anteriores, mis publicaciones sobre los Oscar se centraron más en temas de estrategia de marketing y sobre todo en las que pensé que eran atinadas predicciones de esfuerzos de marketing que marcarían tendencias a nivel internacional. La mayoría fueron atinadas, otras pues… no tanto. Digo, no pasa nada, hasta al mejor tirador se le va una, ¿no? Además, si hasta al brujo mayor se le va una que otra predicción, supongo que this time tendrán que disculparme.
 
Este año me enfocaré en la base de la estrategia, la campaña de los premios 2016: “WE ALL DREAM IN GOLD” (o en español: “Todos soñamos en dorado” que pues suena un poco mal, para ser honestos).

Foto: The Academy

Me parece que la campaña de este año está muy pensada (no es que los años anteriores haya estado chafa, pero ésta llama particularmente mi atención). Es muy notoria la mezcla intelectual, creativa y filosófica detrás de ella. Muchos de ustedes pueden estar pensando: “Ay, ¿eso qué, Georgie? Bájate del tren del mam…”.

Como creativo puedo identificar algunos aspectos importantes dentro de la campaña. Ahí les va por qué ME ENCANTA:

La fiebre del oro

“We all dream in gold”. Pues sí, en el fondo todos soñamos con oro. De una manera metafórica o terrenal, todos soñamos con el éxito. Todavía no tengo el “placer” de conocer a alguien que de manera consciente (digo, porque de manera inconsciente sí hay varios casos súper desafortunados) no busque el éxito. La fiebre del oro es entonces un reflejo de nuestro momento histórico, una sociedad que está buscando ser exitosa mientras también busca ser feliz haciendo cosas que le apasionan y buscando el bien común. Eso es lo que está de moda: “El renacer espiritual”, que no puedo calificar de “verdadero”, pero puedo decir con certeza que es una tendencia mundial.

La gente quiere ser exitosa y brillar, pero sin arriesgar sus valores o sistema de creencias. De entrada hay una conexión emocional brutal: la campaña de los Oscar ya no sólo habla de los artistas, sino también de ti y de mí.

Todo esto se reduce a dos cosas: excelencia en tu área en particular y la realización de un sueño.

Soñar nunca estuvo tan de moda

La idea de soñar siempre ha sido central en las películas. Para los aficionados al cine, ver una película es una experiencia de ensueño; nos transporta a lugares que probablemente nunca vamos a conocer, y a vivir vidas que nunca podremos tener.

Para los actores, lograr la fama en Hollywood es un sueño vivido de una forma distinta: uno hecho realidad. Pero ¿qué hay del espectador? Esta campaña hace un doble juego. Quizá algo aspiracional, pero más humano que de costumbre, ¿no? Bien logrado por Ford Oleman, director creativo de la Academia.
 

La Academia también dio a conocer un comercial de 30 segundos que muestra imágenes de algunas películas que se esperó que estuvieran nominadas, así como un spot de 15 segundos que destaca al host, Chris Rock, rociándose talco en las manos, como si se estuviera alistando para una rutina de gimnasia. Me urge ver la campaña final (tendremos que esperar hasta el 28 de febrero).

Lo acepto, no es que estén descubriendo el hilo negro; hemos visto campañas de este estilo anteriormente. Pero creo que el tema es mucho más profundo. Los Oscar marcan la necesidad de una sociedad actual y dinámica…The World is watching. ¿Les gusta la campaña? ¿Qué opinan?

Sobre el autor:

Georgie de Barba es especialista en marketing digital y redes sociales. Bloggero, escritor, creativo y coolhunter. Actualmente es director de cuentas de ION Group. Síguelo en Twitter como @HotGeorgieShow.