Recursos Humanos

Por qué un buen jefe no hace el trabajo de otros

¿Te consideras un líder responsable? Podrías estar cometiendo un terrible error...
Por qué un buen jefe no hace el trabajo de otros
Crédito: Depositphoto.com

Estar al frente de un equipo de trabajo no es una tarea sencilla, significa que debes asegurarte de que cada proyecto concluya de manera exitosa y para ello todas las actividades que se realizan en torno a él deben cumplir con determinado nivel de calidad.

Es tal vez debido a esto que muchos líderes caen en la tentación de creer que, para llegar a una meta, necesitan hacerlo todo ellos mismos y buscan controlar cada aspecto del proceso para no dejar margen a la equivocación.

Por fortuna, algunos de ellos han aprendido con el tiempo que quienes se niegan a permitir que sus colaboradores hagan uso de sus propios conocimientos y habilidades para cumplir con las tareas que les han sido asignadas, no sólo llegan a obstaculizar el desarrollo del proyecto, también están fracasando rotundamente como líderes.

Ofrecer libertad a los miembros de un equipo de trabajo puede resultar incómodo al principio y dar una sensación de pérdida de control; sin embargo, tal como dijera Ed Catmull, cofundador de Pixar, en el marco del World Business Forum 2015: “La gente que está haciendo el trabajo sabe más que yo, así que, ¿por qué voy a meterme con lo que hacen?”.

De ahí la importancia de que los líderes de una organización fortalezcan sus procesos de reclutamiento y capacitación, confíen plenamente en las habilidades de sus colaboradores y les permitan realizar el trabajo para el que fueron contratados. Después de todo, ellos son los expertos.

Los beneficios de empoderar a tus colaboradores
A través de un artículo publicado en Business Colective, Kuty Shalev, fundador de Clevertech, comparte con los empresarios su propia experiencia sobre el proceso de empoderamiento de sus colaboradores.

Cuando mi empresa aún era joven de repente tuve una epifanía. ¿No estaría mi tiempo mejor invertido en atraer clientes para asegurarme de que mi equipo tuviera éxito, en lugar de en microgestionar a todo el mundo? Hice el cambio, y luego de eso jamás miré hacia atrás.”

El empresario asegura que para llegar hasta este punto es necesario crear una cultura de confianza en la que sus colaboradores sientan la libertad de comunicar sus ideas e inquietudes y puedan desarrollar su máximo potencial. Cuando las personas sienten confianza están también más motivadas para tener éxito y como resultado, el líder contará con mucho más tiempo para hacer su trabajo en lugar de preocuparse por los demás.

Si sus palabras no te han convencido, Shalev también comparte una lista de los principales beneficios de empoderar a tus colaboradores:

1. Colaboradores felices. Diversos estudios han mostrado que cuando los trabajadores de una organización tienen autonomía para establecer sus propios horarios y tomar sus propias decisiones, se sienten más motivados e incluso trabajan una mayor cantidad de horas. Lo hacen porque desean hacerlo, no porque estén obligados a ello.

2. Líderes felices. Al empoderar a sus colaboradores, los líderes no deben preocuparse demasiado por participar en actividades en las que su labor no es estrictamente requerida, por lo que tendrán más tiempo para enfocarse en aquello que es realmente importante.

3. Clientes felices. Desde luego que los líderes son personas llenas de capacidades, pero tampoco pueden saberlo todo, así que al confiar en expertos que además de poder generar soluciones eficientes e innovadoras, se encuentran en contacto constante con los stakeholders el resultado no puede ser otro que clientes más felices.

Nota original publicada por Corinna Acosta en ExpoK News.