Columnas

La delgada línea del emprendimiento social

Juan del Cerro te dice cómo diferenciar las empresas sociales de las que solo pretenden serlo para un beneficio propio.
La delgada línea del emprendimiento social
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El emprendimiento social está creciendo y cada vez son más las empresas interesadas en trabajar con la base de la pirámide.

Sin embargo, como en todos los sectores, existen compañías que pueden aprovecharse de esta tendencia no para generar impacto positivo, sino para maximizar sus ganancias a costa de las personas de condiciones vulnerables.

Para identificar las empresas sociales de las que sólo pretenden serlo desarrollé un concepto al que llamo: “La delgada línea del emprendimiento social” en mi libro “¿Qué es el Emprendimiento Social?”

Esta idea sirve para diferenciar de manera sencilla a dos tipos de compañías que trabajan con la base de la pirámide:




Las empresas del lado derecho de la línea, son las organizaciones que no tienen como fin último las utilidades y ven a éstas como una herramienta para resolver las problemáticas de los más vulnerables. Y aunque son empresas son "normales", generan utilidades y están dispuestas a sacrificar rendimiento a cambio de maximizar el impacto.

Por otro lado, las que se encuentran del lado izquierdo de la línea, son aquellas que ven a la base de la pirámide y otros grupos vulnerables como una herramienta para generar utilidades.

Estas compañías saben que las personas en comunidades pobres no tienen muchas opciones para adquirir distintos productos, por lo que van a comprar lo que tengan a la mano (productos de baja calidad) reduciendo al máximo sus costos y subiendo el precio de los productos lo más que se pueda para beneficiarse.

Al final, los resultados no satisfacen necesidades por lo que no se genera un impacto positivo (sino todo lo contrario), pero al ser la única opción para la gente, ésta se ve obligada a consumir.

La filosofía más dañina de los negocios

¿Alguna vez escuchaste la frase “Véndele al pobre y hazte rico”?

Esta es para mí la forma de pensar más nociva que hay en el mundo laboral y es justo la filosofía en la que están basadas las empresas del lado izquierdo de la línea.

Este pensamiento básicamente está estableciendo que para tú ganar, alguien más tiene que perder, ya que bajo este planteamiento tú dependes de que la gente viva en condiciones de pobreza para que a ti te vaya bien.

Pensando así, es claro que a ti no te conviene resolver los problemas sociales de las personas en malas condiciones, sino todo lo contrario, su situación es clave para que tu empresa pueda tener éxito.

Esta ideología es la que muchas veces guía a las empresas en la actualidad aumentando cada vez más la brecha de la desigualdad.

Tú puedes decidir de qué lado de la línea estás.

Si quieres saber más de este tema e incluso entenderlo mejor con un buen ejemplo, te invito a que veas la última edición de mi videoblog "Hablemos de Emprendimiento”.

 

 

¿Conoces empresas que están del lado incorrecto de la línea? Cuéntanos en los comentarios.

 

Juan del Cerro es emprendedor, promotor y entusiasta del emprendimiento social, director ejecutivo de Socialab México y conductor de Disruptivo. Búscalo en Twitter como @delcerrojuan.