Marketing

Las redes sociales y su regulación

Pablo Hooper habla sobre la importancia de establecer reglamentos en las plataformas digitales.
Las redes sociales y su regulación
Crédito: Depositphotos.com

Las redes sociales son plataformas digitales de comunicación en línea (Internet) visibles en tiempo real, a través de las cuales el contenido es creado por los propios usuarios con tecnologías informáticas que facilitan la publicación, edición e intercambio de información, datos, imágenes, audio, video e inclusive, de transacciones. Algunas de dichas plataformas son: Wikipedia, MySpace, Facebook, Twitter, Instagram, entre otras.

En términos generales, los contenidos de las redes sociales pueden crear dos tipos de impactos: negativos o positivos. El primero es cuando encontramos por ejemplo: el fraude cibernético, redes de prostitución y hackeos.

En tanto que el impacto positivo es cuando son utilizadas como herramienta para comunicarnos, para hacer comercio electrónico o publicidad digital. Una de las grandes virtudes de las redes sociales es que crean comunidades para compartir contenidos y relacionarnos entre usuarios con fines amistosos y también con fines comerciales. 

La Asociación Mexicana de Internet (Amipci) señala que 9 de cada 10 personas usuarias de Internet han accedido a alguna red social y 8 de cada 10 negocios consideran incrementar su presupuesto en publicidad digital.

Todo lo anterior es claro, pero no todos saben que las redes sociales son un contrato de adhesión (no negociable) que puedes firmar sin saber sus reglas ni alcance legal y que la libre circulación de información, datos e imágenes obliga a toda empresa a ser responsable en cuanto al manejo de sus redes sociales, debido a que existe una ausencia de regulación.

Por ello, es de suma importancia revisar sus términos y condiciones antes de crear un perfil o darte de alta en alguna red social, ya que otorgarías una licencia global, que estarás obligado a garantizar que no violarás derechos de autor o marcas de terceros y que serás responsable de su contenido. Que la red se deslindará de cualquier responsabilidad en cuanto al contenido que subas, que estarás obligado a eliminar algunos de los mismos, y que puedes ser responsable de los daños y perjuicios que le causes a algún tercero.

Por ello, resulta importante que todas las empresas establezcan políticas de uso de redes sociales por parte de sus colaboradores. La presencia digital de tu organización implica una exposición pública y es vital controlar la información, datos e imágenes.

De no crear mecanismos de control, puede generarse un daño a la marca y a la reputación de tu negocio, se puede publicar información confidencial e incluso haber una suplantación de identidad o alguna violación a una disposición legal en perjuicio de algún tercero. Establecer dichas políticas puede ayudarte a controlar y posiblemente a contrarrestar cualquier información, dato o imagen adversa que se publique en redes sociales.

El mecanismo de control más eficiente que puede implementar una empresa es el contractual, es decir, a través de los contratos que firme la compañía con sus directivos, colaboradores, proveedores y, de ser posible, con sus clientes. Con todos estos, habría un vínculo contractual y podrían pactarse obligaciones de no hacer a su cargo en cuanto al uso y manejo de redes sociales, y, en caso de incumplimiento, podrían hacerse acreedores a alguna pena convencional que se haya pactado en el contrato.

En conclusión, resulta clave que las empresas establezcan políticas en cuanto al uso de las redes sociales y es recomendable designar a un supervisor.

Sobre el autor:

Es licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana con diversos posgrados en México y en el extranjero. Es socio de la firma González Calvillo Abogados y profesor de la Escuela Libre de Derecho.