Emprendedores

Sopitas: más que un tipo con suerte

  • ---Shares

Sopitas.com nació como una broma entre amigos, hoy es la página más leída de toda América Latina. Este sitio de noticias, que buscó compartir la información de manera diferente y fresca, fue creado por Francisco Alanís, quien se ha colocado entre los 300 líderes mexicanos más influyentes en los años 2014 y 2015. 

El bloguero y comunicador supo conquistar a una generación entera ávida de descubrir nuevas formas de consumir información, generación que –dicho sea de paso– había sido olvidada por los medios tradicionales.

Haciendo las cosas que más disfruta hacer, Alanís confío en su voz interior y creo el medio de sus sueños, con información de música, deportes y tecnología, sin olvidar los temas de política explicados como lo haría un amigo conocedor. 

En 2010, Edelman –la firma global líder en communications marketing y la agencia de comunicación independiente más grande del mundo– calificó a su cuenta de su Twitter @sopitas como la más influyente de habla hispana, cuenta en la que se describe a sí mismo como un tipo con suerte y quien, en muchas ocasiones, ha dicho que su medio es producto de un accidente feliz. 

Sopitas, como mejor lo conocemos, tiene algunas claves que lo llevaron al éxito; te mostramos 3 consejos compartidos por el mismo Francisco Alanis que hacen que sea algo más que un tipo con suerte: 

1.- Cuestionar y proponer. Sopitas se dio cuenta de que los medios tradicionales estaban en una crisis, pero no sólo se quedó en la crítica, decidió proponer uno donde se ofreciera mejor información y que estuviera más cerca de su generación, uno capaz de escuchar y de ofrece una voz a los lectores. Así nació un proyecto que se ha convertido en todo un fenómeno que ha dado la vuelta al mundo por su humor y la calidad de sus contenidos. 

2.- Los grandes proyectos nacen de una idea. “Las grandes asociaciones nacieron siendo una idea, Sopitas empezó siendo una idea, una broma y, de repente, empiezas a conectar con tus amigos y empiezas a crear comunidad y empiezas a darte cuenta de que no solamente das voz, sino que tienes una voz y tenemos que usarla”.

3.- Hacernos caso y olvidar el “qué dirán”. Muchas veces nos dejamos contaminar por la opinión de otras personas, cuando crecemos nos vamos dejando contaminar y, en vez de expresar una idea o llevarla a  cabo, se abandona por complacer a la familia o los amigos. “Al final del día, el qué somos y qué hacemos es una decisión propia y muchas veces dejamos en las manos de terceras personas”. 

El texto que leíste fue colaboración de TEDxCuauhtémoc, un evento planificado de manera local e independiente, bajo licencia TED, con la finalidad de empoderar comunidades, estimular el diálogo a través de experiencias y potenciar organizaciones e individuos emblemáticos. Si quieres saber más no dudes en visitar nuestra página web o nuestro Facebook.