Crowdfunding

Los Supercívicos buscan capital a través de crowdfunding

A pesar de que el modelo de crowdfunding en México es relativamente nuevo, la iniciativa ciudadana busca recabar casi un millón de pesos para generar más y mejores contenidos.
Los Supercívicos buscan capital a través de crowdfunding
Crédito: Alto Nivel
  • ---Shares
Reader Resource

Get the working capital your business needs–learn more about Entrepreneur Lending, powered by CAN Capital »

Gracias a la popularidad que ha ganado durante esta década, Los Supercívicos han dado el siguiente paso al lanzar su campaña de crowdfunding, o financiamiento colectivo, a través de Fondeadora.mx para recabar 999,000 pesos, con el objetivo de mejorar y ampliar el proyecto.

Hace 10 años, Arturo Hernández, exconductor de MTV, creó Los Supercívicos como una iniciativa para evidenciar en videos las faltas de valor, sentido humano y educación de los ciudadanos de la Ciudad de México: Los Supercívicos.

Desde hace tres años tiene como comparsa en el tema a Alex Marín y Kall, un comediante especialista en Stand Up.

Aunque este modelo de financiamiento es reciente en México, en contraste con países como China, España, Estados Unidos o Francia, para el fundador de Los Supercívicos, mejor conocido como el 'Comandante Hernández', representa una oportunidad de catapultar el proyecto, pues la mayor parte de los recursos han salido de sus bolsillos.

"Tenemos la intención de hacer muchas cosas: queremos grabar más cápsulas, salir de la Ciudad de México, hacer un noticiero Supercívico semanal, una App de denuncia inmediata y más. Sin embargo, el tema del dinero es complicado”, explica el Supercívico en entrevista con Alto Nivel.

El proyecto fue subido al sitio de Fondeadora el mes pasado y hasta este jueves han logrado captar recursos por 473,111 pesos, provenientes de 896 fondeadores.

Si deseas unirte al ejército Supercívico da clic aquí, aún quedan 35 días para apoyar llegar a la meta.

El dinero será destinado para hacer videos con más frecuencia y de mejor calidad, hacer videos en el interior de la República, diseñar una aplicación móvil, organizar un foro para poder transmitir semanalmente, y “crear una red de personas conscientes del entorno en el que viven, que están hartos de la corrupción y quieren vivir en una mejor ciudad”.

Puedes realizar donaciones desde 150 pesos y convertirte en cabo; por 250 pesos ser cabo segundo, y así avanzar grados hasta llegar a general de división, un rango que puedes adquirir por 10,000 pesos.

Apoyar su proyecto con esa cantidad te hará acreedor a tus insignias, el libro de los Supercívicos, una  felicitación en video, y los podrás acompañar a un happening dentro de la Ciudad de México.

“Nos vamos a volcar a tratar que Los Supercívicos puedan desarrollarse, estamos orgullosos de lo que hemos logrado, ha sido muy gratificante ver como sí se pueden cambiar las cosas, nos da gusto que la gente se anime a buscar la acción con sus denuncias, así que definitivamente vamos a luchar porque este movimiento 100% ciudadano siga avanzando”, precisa Arturo Hernández.        

Un proyecto 'Supercívico'

Hace poco más de un año, el 'Comandante Hernández' decidió grabar un video en el sur de la Ciudad de México, tomó su casco y su patineta y se fue a la aventura. Su objetivo era evidenciar a los automovilistas que obstaculizaban un carril exclusivo de Metrobús y bicicletas.

Llegó al lugar con su tabla, celular en mano y decidió colocarse justo en medio del carril, hasta esperar a que llegara algún vehículo “gandalla”. Pasaron unos cuantos minutos y arribó un joven de menos de treinta años, que le pidió se quitara o “se atuviera a las consecuencias”.

El 'Comandante' le hizo saber su falta y se quedó parado a mitad de la avenida, esperando conciencia en el sujeto, pero eso nunca sucedió, y al cabo de unos segundos el hombre estalló y aceleró el auto, arrastrándolo por cerca de 100 metros arriba del cofre hasta dejarlo tirado finalmente junto a una jardinera.

El saldo del suceso para Arturo fue doloroso: Más de una decena de moretones y un hombro dislocado, que requirió de una operación por la cual hoy sigue sin poder por hacer su hobby favorito, escalar. Del video se salvaron únicamente algunos fragmentos que aún no están en la web y que formarán parte de un documental sobre esta experiencia en el que sigue trabajando.

Siete meses después, Arturo volvió a armarse de valor, repitió la escena y este video, con casi 170 mil vistas en YouTube, fue el que se generó.

“Comencé con Los Supercívicos desde 2006, acababa de regresar de trabajar en Estados Unidos y me fastidiaba muchísimo que la gente no hiciera bien las cosas aquí”, explica.

Fueron muchos sucesos los que le molestaron, sin embargo, la gota que derramó el vaso fue cuando encontró a un coche tapando una rampa para discapacitados: “Me ponía muy de malas que hicieran eso, así que vi el carro, me enojé, subí a mi casa, tomé pintura vegetal blanca y pinté sobre el auto unas marcas que simulaban que una silla de ruedas había pasado por encima del vehículo”.

Repitió la acción infinidad veces, muchas personas se molestaron con él, pero lo más peculiar de todo, comenta, es que otras al ver el suceso fueron inmediatamente a disculparse. “Eso me hizo darme cuenta de que la gente podía agarrar la onda y cambiar con pequeñas acciones, vi que era posible generar conciencia cívica”.

Este fue finalmente el objetivo que adoptó para Los Supercívicos, proyecto que transformó en un formato de entretenimiento que pasó en un inicio sin pena ni gloria por la televisión y que hoy es un fenómeno en internet que aglutina 188,000 suscriptores en YouTube y más de 22 millones de visualizaciones.

¿Por qué las redes? La inmediatez y viralidad. “En la web no sucede lo mismo que en la televisión, que pasas meses y meses para consolidarte, en internet si haces un buen trabajo puedes crecer de un día para otro y eso fue lo que pasó con nosotros”, expone.

En Facebook suman 738,000 likes y en Twitter 35,000 seguidores, más los perfiles propios de Arturo, con 24,000 y el de Alex, con 35,000.

Denuncia y participación

La meta que tienen Los Supercívicos no es tener páginas con miles de followers, su reto, comenta Arturo, es impulsar un cambio de comportamiento entre los mexicanos.

“La verdad es que en los últimos años se han perdido muchos valores esenciales aquí y hoy la gente hace lo que se le antoja. Acaban de cambiar el reglamento de tránsito y las personas siguen haciendo lo que quieren, nosotros queremos contribuir a que esa realidad cambie”, argumenta.

Esta forma de actuar, advierte, sucede principalmente por un motivo: “En México no existe una verdadera autoridad que se encargue de poner orden, que nos represente, por eso los gandallas que nos encontramos todos los días hacen lo que gustan, hasta que no exista una policía bien preparada esto muy difícilmente va a cambiar”, comenta.

¿Qué hacer ante esta situación? Tomar el celular, las redes sociales y denunciar  “a quienes se la pasan haciendo lo que quieren, tanto ciudadanos comunes como a las propias autoridades”, explica Hernández.

“Yo creo que las redes sociales como espacio de denuncia y el uso del celular como medio para documentar lo que sucede están generando un cambio muy positivo en México, lo veo en la gente que ya no se deja, estas dos herramientas los han empoderado y ahora tenemos a todo un ejército Supercívico que está tratando de transformar las cosas”.

En la actualidad, en la plataforma ya no están subiendo únicamente sus materiales, sino también las denuncias que están realizando otras personas.

“Hace unos días subí a YouTube el video un chico que solito hizo un reportaje con su celular para denunciar un skate park en el que se invirtieron millones y que es una vergüenza, ese tipo de cambio es precisamente el que estamos buscando.” 

Con información de Alto Nivel.