Consultoría

4 maneras para ser mentalmente fuerte

Sea cual sea el reto un buen líder tiene que controlar sus sentimientos. Descubre cómo hacerlo.
4 maneras para ser mentalmente fuerte
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El camino para volverte un emprendedor exitoso es predecible. Sabes que en algún momento tendrás que meterte a cursos, leer libros del tema o buscar un mentor. Y claro, dominas que tienes que asistir a la universidad para terminar en una empresa que te guste.

También sabes que si estudias de manera persistente vas a mejorar. Pero aún así, hay habilidades necesarias para llegar al éxito que no se obtienen tan “fácilmente” incluyendo la paciencia, la perseverancia o la fuerza mental.

Si lo que quieres es ser líder deberás contar con esta última. La cara de la cabeza siempre está a prueba y solo son los que son mentalmente fuertes los que pueden aprender y crecer de los retos que presenten.

Pero... ¿la dureza mental es una característica con la que naces o es una habilidad que aprendes con el tiempo? Yo diría que la segunda es la opción correcta.

1. Enfócate en lo que te motiva

Ser mentalmente fuerte significa que estás absolutamente concentrado, ya que y relativamente fácil serlo cuando las cosas van bien. Es cuando la situación se vuelve difícil cuando esta fuerza tiene que relucir.

Si defines bien qué es lo que quieres, no perderás el camino y sobrellevarás con éxito los momentos más difíciles. En otras palabras, enfócate en lo que quieres y no en lo que no.

2. Ignora a la gente negativa

Hay muchos factores que contribuyen a la fuerza mental. La mayoría de éstos están relacionados a tus pensamientos y a cómo percibes tu alrededor. 

A veces las personas del exterior pueden tener un impacto negativo en ti, mientras que aquellos que te echan porras pueden llevarte a una dirección positiva. No dejes que los pesimistas acaben con tus reservas mentales.

Las personas mentalmente fuertes se dan cuenta que cuando alguien te dice que “no puedes hacerlo” están hablando de sus propias inseguridades, no de las tuyas.

Las personas con estas características no dejan que los comentarios negativos los jalen hacia atrás. Ellos inmediatamente se mueven para encontrar soluciones y poder llegar a la meta.

3. Redefine el éxito. Haz un pacto contigo mismo para hacer el máximo esfuerzo  

La parte más interesante del esfuerzo es que tú (y solo tú) sabes cuándo lo entregaste todo. 

Una manera de hacer crecer tu fuerza mental es aumentar tus estándares personales en cuanto al éxito. El hecho de retarte a ti mismo para obtener mejores resultados aumentará tu fuerza interior.

4. Cuida de tu mente y tu cuerpo

Alguna vez Vince Lombardi dijo: “La fatiga nos hace cobardes a todos”. Y tiene todo el sentido. Somos más susceptibles a rendirnos ante nuestros miedos cuando físicamente no nos sentimos del todo bien.

Los buenos líderes saben que siempre hay trabajo extra qué hacer, pero los mejores dominan que quemar toda su energía dará como resultado algo negativo. Sé inteligente y descansa lo necesario, debes tener suficientes reservas para cuando las necesites.

Otra manera de cuidar tu cuerpo es haciendo ejercicio. Consulta un entrenador personal y descubre cuál es el programa alimenticio que mejor se te acomoda. 

Es increíble como cuando cuidas de tu salud personal, tu salud emocional mejora también, además, el hecho de obligarte a mantenerte sano también requiere de fuerza mental. 

Lo creas o no, decidir correr una meta más o hacer una sentadilla extra tiene que ver mucho con tus resoluciones mentales y físicas.

Aumentar tu fuerza mental no es la meta más fácil de conseguir. Será un reto que te pondrá a prueba todo el tiempo.

Aún así, los resultados te prepararán para cualquier obstáculo que se interponga en tu camino y eso es invaluable.