Consultoría

5 formas de ser productivo antes de pararte de tu cama

Si lo primero que haces al despertar es revisar tu celular, tienes que aplicar estos consejos.
5 formas de ser productivo antes de pararte de tu cama
Crédito: Depositphotos.com

¿Qué es lo primero que haces cuando te despiertas? ¿Revisar tu celular, preocuparte por problemas de ayer o estresarte por la cantidad de cosas que tienes que hacer? Si te sientes identificado con alguno de estos puntos, lamento decirte que te despiertas del lado equivocado de la cama.

Lo creas o no, los primeros pensamientos que tienes por la mañana pueden transformar tu día entero, por lo que es importante ser positivo al momento de despertar.

Con estos sencillos ajustes a tu rutina matinal podrás mejorar tu humor y elevar tu energía antes de poner un pie en el suelo de tu habitación.

1.    Despierta despacio
En lugar de pararte de un salto, date esos 5 o 10 minutos extra para despertar con delicadeza. 

Una alarma puede ser muy agresiva, así que programa tu celular con música alegre o sonidos tranquilos. 

Si el ruido no te despega de las sábanas, puedes probar una alarma que utilice luz ambiental que te hará despertar mucho más fácil.

2.    Sonríe
Una simple sonrisa puede cambiar tu humor y tu forma de verte. Hacerlo genera endorfinas, neurotransmisores que alivian el dolor, elevan la autoestima y crean sentimientos de bienestar.

Es difícil sentirte muy triste si estás sonriendo. Cuando yo me despierto lo primero que veo son a mis perros. No puedo evitar sonreír cuando se acercan a mí y me dan los buenos días con un beso.

Si tu no tienes mascota rodéate de tus cosas favoritas, como lo son fotografías de un viaje memorable o imágenes de familiares queridos.

3.    Sé agradecido
Da las gracias. Afirmaciones positivas antes de pensar en lo que tienes que hacer durante el día entonarán el día más positivo.

Sé agradecido por la luz del sol, tu cama, tu taza de café o té que espera por ti. O simplemente sé feliz porque estás vivo un día más. Si fijas tu mente hacia lo positivo llenarás tu tanque emocional.

4.    Planea tu día
Antes de que te pares de la cama, deja que tu mente divague. Visualiza qué es lo que te gustaría llevar a cabo en el día. Piensa en una tarea que has estado aplazando.

Encuentra tiempo de hacer cosas que te gusten hacer, ya sea una caminata o ejercitarte.

Escoge la versión positiva de lo que quieres y fija tus acciones a esa dirección 

5.    Estírate
Ahora que tu mente ya reaccionó empieza a despertar tu cuerpo con ligeros estiramientos.

El cuerpo rígido por la mañana es muy común. Puede ser causado por músculos adoloridos por el ejercicio de un día anterior o solamente por la posición en la que dormiste.

Incluso estar sentado por largos periodos de tiempo puede provocar que tus músculos se endurezcan. Un estiramiento leve es lo que necesitas para estar como nuevo.

Como te habrás dado cuenta, ninguna de estas sugerencias tienen que ver con tu celular. ¿Por qué no? Porque si lo primero que haces es revisar tu correo electrónico te distraerás por la gran cantidad de cosas que tienes que hacer y esto podría dar como resultado acciones que no tienes porque llevar a cabo.

En lugar de eso, tómate el tiempo de establecer tu día de manera positiva. Ya tendrás tiempo de revisar tus mensajes cuando estés listo.