Finanzas personales

5 consejos para cuidar tu bolsillo en Semana Santa

Si deseas disfrutar de este periodo de asueto sin comprometer la estabilidad de tu cartera, es necesario planear todo lo necesario y apegarse a un presupuesto.
5 consejos para cuidar tu bolsillo en Semana Santa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La Semana Santa es un buen pretexto para salir de vacaciones en compañía de la familia o amigos. Sin embargo, si no se planea con anticipación, se puede poner en riesgo la salud de las finanzas.

"Sin importar si deciden visitar una ciudad, un pueblo mágico, algún parque nacional o si simplemente quieren visitar a familiares o amigos, es recomendable que tú y quienes viajen contigo planeen con anticipación y consideren los gastos que están dispuestos a hacer", precisó Alan Gómez, director de Servicios Especializados para el Retiro de Principal Financial Group México en un comunicado.

Los periodos vacacionales son importantes para los mexicanos. En seis de cada 10 hogares en México, al menos uno de sus integrantes realizó un viaje en 2013, por motivos de descanso, ocio o vacaciones, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Gasto Turístico en los Hogares, elaborada por la Secretaria de Turismo (Sectur).

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda planear las vacaciones con tiempo y elaborar un presupuesto, con la finalidad de saber qué cantidad de dinero destinarás a los diversos gastos que implicará salir de vacaciones.

A continuación, Gómez comparte cinco consejos que te ayudarán a disfrutar de tus vacaciones, o a organizarlas si es que todavía estás en el proceso.

  1. Planea con anticipación. Antes de hacer maletas trata de encontrar un espacio para platicar con tu familia o amigos, consideren el tipo de destino que quieren visitar y las actividades que desean realizar. Afortunadamente, México cuenta con una gran cantidad de lugares interesantes y divertidos, aptos para todos los gustos y presupuestos. Si haces alguna reservación, pide siempre que te envíen tus comprobantes vía correo electrónico y verifica las cláusulas o condiciones de uso y cancelación de los servicios que estás contratando.
  2. Elabora un presupuesto. Ten en cuenta todo aquello que puede generar un gasto, desde el momento en que sales de tu casa y hasta el regreso, tales como: transportación, tanto para llegar a tu destino como para trasladarte en el mismo, alimentos, hospedajes, entradas a parques o centros de diversión y souvenirs. Hoy en día, con las nuevas aplicaciones para dispositivos móviles, es posible calcular el costo de gasolina y casetas para un  viaje  por carretera. De esta forma se puede decidir si conviene más ir en coche o utilizar otros medios de transporte. Los buscadores de internet de paquetes de viaje también son un gran aliado al momento de tomar la mejor decisión de acuerdo a tu presupuesto.
  3. Escoge paquetes todo incluido. Una buena opción para estas vacaciones de Semana Santa son los paquetes Todo Incluido, los cuales, dependiendo de cada proveedor, pueden incluir el pago de hospedaje, comidas y transportación ida y vuelta al destino desde los aeropuertos o terminales de autobuses. Ahora bien, si tu presupuesto lo permite, puedes encontrar paquetes que incluso incluyan transportación local y accesos a centros de diversión, espectáculos o parques. Este tipo de paquetes tienen muchas ventajas si viajas con toda la familia o con un grupo de amigos, ya que en ocasiones hacen descuentos a grandes grupos.
  4. Analiza la opción de un crédito. Si el presupuesto no alcanza para todos los gastos que se tienen contemplados en estos días de asueto, es posible que se pueda recurrir a alguna opción de crédito, como una tarjeta bancaria o un préstamo por parte de alguna institución financiera. De ser así, es recomendable conocer a cuánto ascenderán los pagos que tendrás que realizar, el plazo y a cuánto ascenderá el total de la deuda, sumando los intereses.
  5. Evita utilizar ahorros. Cuando un período vacacional llega y deseamos salir, puede ser que nuestro presupuesto esté ajustado y que tengamos que limitar algunas actividades, como el  tipo de hospedaje o incluso pensar en lugares no muy lejanos para vacacionar. Si cuentas con ahorros, puede ser igualmente tentador echar mano de ellos para salir en estos días. Sin embargo, si ése no era el propósito de dicho ahorro, es aconsejable que no lo utilices, especialmente si es parte de tu fondo de retiro o de alguna otra inversión a largo plazo.