Consultoría

Lo que he aprendido de la imagen

Además de ayudar a sentirnos bien, la imagen nos ayuda a comunicarle a los demás quiénes somos y a dónde queremos llegar.
Lo que he aprendido de la imagen
Crédito: Depositphotos.com

Hace algunos años, me encontraba en un punto donde estaba segura, muchas mujeres han estado ahí, pero no sabía qué hacer de mi vida.

Acababa de graduarme de Comunicación y aunque la carrera que años antes había elegido me gustaba, no era trabajando en eso como me veía el resto de mi vida, que digo el resto, ni siquiera algunos años más.

En aquel entonces un libro llegó a mis manos y entonces toda mi perspectiva cambió, un libro que hablaba de imagen y de la importancia de causar una buena impresión, eso me llevó a cambiar mi rumbo y volverme Asesora de Imagen, encontrando entonces el mejor trabajo que la vida me pudo dar.

Mi gusto por la imagen vino desde antes, cuando era muy pequeña observaba lo mucho que se arreglaba mi mamá, todos los días la veía sacar la ropa que se iba a poner el día siguiente y decidir el bolso y los zapatos que mejor le combinaban.

A pesar de tenerlo tan claro, al decidir hacer una carrera la imagen no fue mi opción pues ciertamente o malamente nunca consideré que yo pudiera ser un referente para nadie.

Hoy después de haberlo trabajando tanto hay conceptos del tema que me quedan muy claros.

1. No puedes no tener una imagen. Por más que te esfuerces para no hacerla percibida la tienes; las personas, las cosas, los lugares, las empresas, todas cuentan con una imagen. Así que te interese el tema o no, de todos modos proyectas algo y el mundo está dispuesto a decidir quién eres por cómo te ves, el 85% de las decisiones las tomamos por los ojos.

2. Es increíble cuidar tu imagen. Conceptos de forma y fondo, entender que lo que se ve por fuera es un reflejo íntegro de lo que pasa por dentro. Es por eso que en nuestros peores días parece que nos cuesta tanto arreglarnos pero en cambio cuando la felicidad está contigo hasta motivada para maquillarte o peinarte te sientes. Sin duda cuando te sientes bien, te ves bien y el efecto más positivo es que quieres ser vista por los demás.

3. La imagen puede ser una gran herramienta. Existen muchas formas en las que podemos conseguir nuestros objetivos pero sin duda la imagen es una opción para quien sabe utilizarla porque cuanto mejor sea percibida tu imagen aumentará tu poder de influencia por lo tanto te volverás más persuasiva y tus objetivos se cumplirán más fácilmente.

4. Siempre hay que estar listos. En la imagen no existen agendas, cuando menos piensas conoces a alguien a quien debes generarle una experiencia positiva. Para mí la gente no es que tenga suerte sino que está preparada. Hay personas que siempre están listos y por lo tanto causan credibilidad, empatía y se abren canales de comunicación.

5. No existe la perfección. Ser un referente o no es poco proporcional a lo perfecta que eres, de hecho, no se trata de volverte un ejemplo a seguir sino de aceptarte, quererte y entonces tener el autoestima tan alta que seas capaz de irradiar belleza.

La imagen lejos de ser algo banal es un recurso poderoso con el que todas contamos y que puede ayudarnos a sentirnos bien pero sobre todo a comunicarle a los demás quiénes somos, cómo nos sentimos y hasta dónde queremos llegar.

Este artículo fue anteriormente publicado en Victoria 147 por Yadira Márquez.

Victoria 147 es una organización sin fines de lucro que busca redefinir el concepto de la mujer actual, al inspirar a más mujeres a través de la promoción de casos de éxito, artículos, estudios de interés y programas especiales para emprendedoras y ejecutivas. Buscamos despertar la conciencia de la sociedad y empoderar a la mujer en temas de equidad y negocios. Somos la organización experta en mujeres más grande del país y la primera aceleradora (en su tipo) certificadapor el INADEM.