Liderazgo

Por qué Willy Wonka no es un buen líder

Descubre a través del propietario de la fábrica de chocolates qué es lo que un buen jefe no tiene que hacer.
Por qué Willy Wonka no es un buen líder
Crédito: Willy Wonka | Warner Bros. Pictures | Tomada de Entrepreneur EE.UU.
  • ---Shares

Me acuerdo que cuando era pequeña y leí Willy Wonka and the Chocolate Factory. Lo disfruté muchísimo. Así que cuando mi hija de seis años quiso ver la película este fin de semana pensé ¿por qué no echar un vistazo a la versión de 2005 que interpreta Johnny Depp?

Lamentablemente, la que fue mi historia favorita cuando era niña se volvió en un "cómo no liderar un imperio en 2016". Aquí cuatro lecciones del peor emprendedor en la historia del cine:

1. No contrates Oompa Loompas

Definitivamente los malos líderes hacen a los Oompa Loompas parte de su equipo. Y bueno, ¿quiénes representarían a estos individuos en la vida real? Fácil, todos aquellos que únicamente siguen órdenes. 

Los Oompa Loompas están asignados a hacer tareas específicas y no cuestionan ningún tipo de autoridad. ¿Te has dado cuenta que en la fábrica solo hay una persona que tiene derecho a pensar libremente? Así es, Willy Wonka.

En esta película, Wonka despide a todos los trabajadores porque dieron a conocer la receta secreta de sus dulces. ¿No hubiera sido mejor idea alentarlos a reinventar la industria con nuevas ideas? Pues Wonka no lo vio así y es por eso que decide contratar a los Oompa Loompas para tenerlos bajo su control.

Mientras los malos líderes creen que un producto es más importante que la persona que lo hace, los grandes jefes entienden que el éxito depende de contratar gente que sepa innovar.

2. No apartes a los que rompen reglas

De hecho, Willy Wonka es uno de ellos. Las personas que crean los más grandes imperios son los mismos que no piden permiso para hacerlo.

En el filme, aquellos que se atreven a no seguir las reglas son desterrados, incluso la compañía queda a manos del niño tímido que se apega a las normas y vive con extrema precaución.

Como emprendedor yo hubiera elegido a cualquier otro de los candidatos encima de Charlie ya que todos ellos tuvieron el coraje de tomar riesgos.

Seamos sinceros, ¿quién sería mejor líder, Charlie "el inocente" o la "loca competitiva" Violet Beauregarde que no estaría dispuesta a que un Oompa Loompa le quite la la oportunidad de ser la primera en probar un nuevo sabor de goma de mascar?

3. Piensa en tu estrategia de salida

Al momento de considerar abandonar la empresa, un buen líder toma en cuenta muchas opciones. Una de ellas sería heredarle la empresa a aquellos que la hicieron exitosa.

Yo me pregunto, ¿cuánto tiempo los pobres Oompa Loompas le han dedicado su vida a la creación de caramelo? ¿Cómo se van a sentir sobre una nueva marca con un nuevo líder que llega a poner órdenes como Wonka lo hacía? Sin duda existe una mejor opción que la de hacer un concurso ¿no lo creen?

4. Innova

Las compañías innovadoras tienden serlo porque se salen de las paredes de su imperio ya que se encuentran probando los productos de sus competidores, experimentando con ideas nuevas y consumiendo la información que les rodea. 

En cambio, los empleados de Willy Wonka están impresionados dentro de las enormes barreras que los rodean limitándolos a crear cosas nuevas. Tal vez Wonka logró encapsular todos sus secretos dentro de la fábrica, pero también cerró el paso a todas las nuevas ideas.