Equilibrio

7 cosas maravillosas que suceden cuando pasas un tiempo a solas

¿Le temes a estar contigo mismo? Podrías estar perdiendo grandes beneficios.
7 cosas maravillosas que suceden cuando pasas un tiempo a solas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Vivimos en un mundo de contacto constante, donde se pierde de vista la importancia de pasar un tiempo a solas. Los oficinistas están abandonando sus cubículos a favor de los espacios de coworking en lugar de trabajar de forma aislada, los niños de escuela suelen ser concentrados en equipos, etcétera. Parece que los incesantes avisos de los teléfonos celulares son el sonido de fondo de nuestra cultura, constantemente informándonos de los mensajes de texto, tuits y notificaciones que tenemos pendientes. Algo tan mundano como hacer de comer se ha vuelto digno de ser compartido en nuestras redes sociales. 

Un resultado de toda esta conexión social es que casi nunca estamos verdaderamente a solas.  Esta conectividad es buena, pero todo en exceso es malo. 

Un estudio de 600 programadores en 92 compañías encontró que las empresas más productivas son las que ofrecían espacios libres de interrupciones. 

La soledad no solo es beneficiosa para el trabajo, también es buena para el bienestar emocional y mental. Para disfrutar más de la vida, debes aprender a pasar tiempo a solas

Algunos de los beneficios de la soledad son: 
 
1. Te recuperas y te recargas

Todos nosotros – incluso los más extrovertidos – necesitamos tiempo para recuperarnos y recargar energías. No hay nada mejor para esto que pasar un tiempo a solas. La paz y tranquilidad son esenciales para manejar el estrés diario. 

2. Puedes hacer lo que quieras

Aunque es muy divertido pasar tiempo con otras personas, inevitablemente conlleva ciertos sacrificios. Debes modificar tus ideas para acomodar los deseos y opiniones de otros. Estar solo te permite hacer exactamente lo que deseas cuando lo deseas. Puedes ponerte la ropa que quieras, comer lo que se te antoje y trabajar en los proyectos que te sean interesantes. 

3. Aprendes a confiar en ti mismo 

La libertad es más que solo hacer lo que se te antoje: es la capacidad de confiar en tu instinto y pensar claramente, sin la presión o la influencia de otros. Estar solo te ayuda a formarte un entendimiento claro de quién eres, qué sabes y qué es correcto para ti y los tuyos. Te enseña a confiar en ti mismo.  Cuando estas cerca de otras personas, monitoreas sin darte cuenta las reacciones de los demás para saber que tan apropiado es tu propio comportamiento. Cuando estás a solas, solo se trata de ti. Desarrollas tus propias ideas y opiniones, sin tener que diluirlas con lo que piensen los demás. Una vez que aprendas a disfrutar estar solo, descubrirás de lo que realmente eres capaz, sin las restricciones de las otras personas. 

4. Aumentas tu inteligencia emocional 

Tu Inteligencia Emocional (EQ) es tu habilidad de reconocer y entender tus emociones y en los demás, y es la capacidad de usar ese conocimiento para manejar tus relaciones y comportamientos. El conocimiento propio requiere es la base de la Inteligencia Emocional, pero para cultivarse requiere de la reflexión profunda que solo puede alcanzarse cuando se está solo. 

5. Mejoras tu autoestima

Desfrutar tu propia compañía es un gran empujón a tu amor propio y no puedes aumentar tu EQ sin ello.  Si te aburres cuando te encuentras por tu cuenta, es fácil sumergirte en el pensamiento cíclico de que efectivamente, eres aburrido. Aprender a disfrutar tu tiempo en solitud te ayuda a confirmar que eres más que suficiente.

6. Aprecias más a las demás personas

La ausencia realmente hace que se incremente el afecto. El tiempo a solas te ayuda a ver a las personas desde otra perspectiva y a desarrollar un sentido de gratitud por quiénes son. 

7. Haces más cosas

¿Alguna vez has hecho una lluvia de ideas con tu equipo que realmente no genere nada nuevo? Investigadores de la Texas A&M encontraron que actividades como esta obstaculizan la productividad porque provocan el desarrollo de la “fijación cognitiva”, que es la tendencia de las personas a de un grupo a atorarse en las ideas de los demás. Cuanto más grande sea el grupo, mayor fijación cognitiva tendrá. Pasar tiempo a solas no solo elimina la distracción, también asegura que una tarea no se quedará en “el horno” a la espera de la opinión de otras personas.  

En resumen…

Todos podemos beneficiarnos de la soledad. Toma la oportunidad estos días para pasar un tiempo contigo mismo.