Plan de Negocios

Cómo sobrevivir a tu primer año de emprendimiento

Subsistir al primer año de tu negocio no es cosa fácil, pero afortunadamente existen algunos secretos básicos que te ayudarán a lograrlo.
Cómo sobrevivir a tu primer año de emprendimiento
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para ser honesto, es difícil. No todo es glamour y brillo. Uno no llega a la fama en un par de meses, ni conduce un McLaren, tiene fiestas con celebridades de Hollywood y toma baños en billetes de cien dólares.

De hecho, estás de suerte si sobrevives.

Afortunadamente hay algunos secretos básicos para la supervivencia. Los emprendedores sobreviven mediante la aplicación de más coches rápidos y un montón de dinero en efectivo. Los emprendedores sobreviven siguiendo estas reglas.

Mantén tus ojos en la meta

Si no sabes cuál es el objetivo, no tienes una meta o no puedes definir bien cuál es tu objetivo, detente.

Vas a renunciar, pero ni siquiera tienes una meta. ¿Qué es un buen objetivo?

  • Algo en lo que crees
  • Una causa más grande que tú
  • Algo que beneficie a la humanidad
  • Algo que requiera mantenerte presionado cada día
  • Algo que es realmente inalcanzable
  • Algo que se puede cuantificar o medir

Anota tu objetivo. Míralo todos los días. Léelo en voz alta. Esto te permitirá seguir adelante.

Cree en lo que estás haciendo

Es probable que hayas oído hablar de los tipos como Elon Musk, que dijeron que preferirían morir que darse por vencido de su sueño. O tal vez has escuchado a emprendedores apasionados hablar de trabajar toda la noche, duermen en su oficina y comen alimentos rápidos porque están obligados a trabaja en su negocio.

Esos no son hábitos saludables, pero no cabe duda que ese es el tipo de compromiso que un emprendedor debe de tener.

¿De dónde viene ese tipo de compromiso? Es algo más que una ética de trabajo loco. Se trata de creer en algo con una fe inquebrantable. Si sabes que debes hacer, simplemente lo harás.

Busca apoyo

La mayoría de los seres humanos necesitan un poco de amor y apoyo a lo largo del camino. Los emprendedores no son diferentes. Encuentra una comunidad de apoyo que te empuje, te anime, te alimente y te diga que va a funcionar.

Aprende a amar el riesgo

El riesgo no va a desaparecer. Vas comerlo en el desayuno todos los días. El verdadero riesgo no es la decisión de iniciar un negocio. Cualquiera puede hacer eso. El verdadero riesgo se encuentra en tomar más y mayores retos todos los días en tu negocio.

No es arriesgado embarcarse en un sueño. Es arriesgado jugar con millones de dólares de inversionistas, colocar en una situación poco favorable los empleos de tus trabajadores y afrontar las consecuencias económicas.

Mantén la comodidad con la incomodidad

La incomodidad es un nuevo status quo. Ya sea que se trate de problemas de salud, estrés mental o una crisis de nervios, debes aprender a estar cómodo con ello, aunque muchas veces no lo sea.  

No hay atajos o trucos para superar la incomodidad. Es omnipresente e ineludible. Puede, sin embargo, ser más cómodo si lo ves como una buena señal. El malestar demuestra que tú estás presionado más allá de tu zona de confort, lo que hace que las cosas sucedan.

Vive ajustado

Los emprendedores tienen que aprender a vivir ajustados antes de vivir en grande. Muchos de los aspirantes a emprendedores han estado, literalmente, sin hogar, o han trabajado en empleos con salario mínimo antes de que experimentaran el éxito.

Chris Gardner tuvo que vivir en las calles antes de hacer crecer su negocio. Algunos emprendedores desafían a otros viviendo en su coche durante al menos un año.

No dejes que la anticipación de futuras recompensas te engañe y haga pensar que puedes vivir como un rey en ese momento. No se puede, así que no lo hagas.

Rompe el horario

Incluso la mayoría de los emprendedores con voluntad de hierro necesitan tomar descansos. Date un poco de espacio de vez en cuando. Mantén el compromiso o experimentarás el agotamiento.

Come, duerme y haz ejercicio

Si eres un emprendedor, es casi seguro que no tengas tiempo para hacer más que tu rutina diaria. Pero, es importante hacer tiempo para comer bien, dormir lo suficiente y hacer alguna clase de ejercicio. Estas tres cosas son las que te ayudarán a mantener tu capacidad.

Mantener la forma, es la clave para mantenerte con éxito.

Puede parecer una pérdida de tiempo dormir hasta siete horas por noche, comer alimentos frescos o correr, pero estas ‘pérdidas de tiempo’ son, en realidad, ahorradores de tiempo. Ellos te dan resistencia, claridad mental y la energía que necesitas para sobrevivir y tener éxito.

Nadie dijo que era fácil emprender. Nadie prometió éxito y nadie dijo que tener espíritu empresarial iba a ser un juego de niños.

El éxito es alcanzable. Sé consciente de lo que tienes en contra y prepárate para la supervivencia.

Tú tienes esto.