Family office

Family office, un modelo para explotar el emprendimiento

Descubre de qué se trata y los beneficios que esta inversión puede traer consigo.
Family office, un modelo para explotar el emprendimiento
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Actualmente existen muchos modelos, sistemas o ideas que te pueden ayudar a comenzar tu proyecto o negocio como emprendedor.

Dentro de este amplio catálogo de posibilidades podemos encontrar grandiosos ejemplos acerca de algunas iniciativas que ahora facturan grandes cantidades de dinero las cuales comenzaron con una simple idea o producto.

Sin embargo, una gran parte de los emprendedores se encuentra con un obstáculo que suele ser la barrera que impide la realización de nuestros sueños y proyectos: financiamiento.

Aunque a diferencia de algunos años anteriores, el día de hoy podemos encontrar un gran número de apoyos y financiamientos gubernamentales a los proyectos emprendedores, sin embargo, existen algunos pequeños detalles que suelen echar abajo las intenciones de ser parte o de solicitar estos programas públicos.

El primer detalle que salta a la vista está relacionado con el interés que se cobra en muchos de los apoyos financieros crediticios que se otorgan a través de las instituciones de gobierno, los cuáles en muchos de los casos suele ser similar al que cobran las instituciones bancarias, ya que los mismos se otorgan a través de los bancos los cuales llevan una comisión por dicho servicio.

Asimismo debemos mentalizarnos para que para ser parte de algún apoyo público es necesario cumplir con todo una serie de requisitos burocráticos que nos permitan ser beneficiarios del mismo siendo estos trámites una de las partes más tormentosas en el camino del emprendedor.

De igual manera en muchos de los casos, los apoyos públicos significan comenzar tu proyecto en números rojos, ya que mes con mes tendrás que cumplir con las obligaciones que derivan del apoyo económico que se te otorga a través de un crédito y en caso de no tener bien estructurado tu plan de acción puede hacer tambalear o sepultar de plano tu proyecto.

Ante este turbio y nada fácil panorama del emprendimiento ha resurgido con fuerza la idea de aplicar los principios del “family office” en los diversos sectores económicos de la población actual, sobre todo en aquellos países que se encuentran en vías de desarrollo; por ello en este artículo hablaremos un poco acerca de la forma en que opera y los beneficios que puede traer este modelo de inversión que aunque parece aún lejano comienza a ponerse en práctica cada vez más en diversos círculos sociales.

El concepto de family office parece estar lejano a la mayoría de las personas, su intención inicial era la unificación de grandes capitales familiares en un mismo rumbo, en el cual se establecían a través de asesores externos estrategias, balances, gastos, proyectos productivos y proyectos patrimoniales que fortalecieran e hicieran crecer el capital de las familias que se encontraban dentro del proyecto.

Es una idea que nace en la cúpula económica y empresarial y que parecía poco atractiva para los sectores económicos menores, o aquellos inversionistas que no cuentan con un gran capital que sea atractivo a las empresas que ofrecen estos servicios de “planificación económica familiar”.

Sin embargo, ha comenzado a surgir la idea acerca de la posibilidad de que este modelo de inversión pueda ser aplicado a cualquier sector económico y social de la población por tener diversos beneficios que impactan de manera positiva en la economía nacional y la economía de las familias.

Primero, través de este modelo se fortalece el ahorro familiar, el cual siendo llevado con responsabilidad y visión podrá crecer a grandes pasos en los años siguientes.

Gran parte de los proyectos del emprendimiento comienzan en el seno familiar ya que es precisamente la familia el primer elemento que impulsa al emprendedor a arriesgarse en un proyecto, asimismo es a través de la familia en donde la gran mayoría de los casos podemos recabar nuestros primeros recursos económicos como emprendedores.

Ahora bien este modelo permite el fortalecimiento económico familiar de cualquier estrato social, el cual les permitirá realizar proyectos de acuerdo a sus realidades y posibilidades económicas, lo cual además genera una nueva visión económica familiar y con ello el surgimiento de más proyectos productivos que impactan de forma positiva en la región o lugar donde se aplican.

Aunque actualmente este modelo está disponible solo para grandes capitales, pasarán solo algunos años para que podamos verlo aplicado a cualquier grupo económico, sobre todo cuando hablamos de América Latina, una zona aun poco explorada en el tema.

Según El Economista, en el caso mexicano solamente una de cada seis personas invierte en la bolsa de valores, en cambio en los Estados Unidos, seis de cada diez invierten una parte de su dinero en acciones bursátiles.

Por ello además de ser una idea viable de financiamiento para los emprendedores y sus proyectos, el modelo family office aplicado a cualquier sector económico puede ser también un modelo de negocio que puede ser explotado por los emprendedores en un futuro, quienes pueden ofrecer asesoría a las familias de cualquier sector en este tema.

Este modelo productivo puede ser incentivado a través de políticas públicas que fomenten el ahorro y la generación de proyectos económicos que fortalezcan la economía de los países, ya que al tener un mayor número de personas invirtiendo en la bolsa, tendremos un mercado bursátil más competitivo generando una mayor confianza en nuestra economía.