Consultoría

La falsa mina de oro

"Soy gran creyente en la suerte y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo", Stephen Leacock.
La falsa mina de oro
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Cuánta gente ha ganado la lotería en México? ¿Conoces a alguien?

Hacerse millonario de la noche a la mañana es cuestión de un acto relativamente sencillo: comprar el boleto ganador. Si se emiten de 120,000 a 240,000 boletos en una, dos o tres series diferentes, la posibilidad de ganar es compleja, pero existe.

Algo similar ocurre cuando un inversionista se interesa en adquirir un modelo de franquicias: cree que es uno de esos afortunados ganadores de la lotería y que el dinero automáticamente entrará por su puerta.

Claro, la inversión en estos modelos de negocios suele ser de las más seguras en comparación a otras, ya que la recuperación de la misma está fundamentada en análisis financieros reales, basados en la experiencia de los franquiciantes.

Pero, ¿por qué se cree que el sector de las franquicias es una mina de oro? Cientos de personas en diversos foros de franquicias me lo han preguntado: “así, de cuates… ¿cuál es la franquicia que me dejará más dinero?”, y no es una pregunta tan fácil de responder.

No podemos definir el secreto de la franquicia, pues depende de varias circunstancias; lo único que puedo asegurarles, es que detrás de cada historia de éxito, hay mucho, mucho trabajo.

No se trata de depositar un cheque y recibir montones de dinero inmediatamente. Para convertir al negocio en esa mina de oro se necesita tiempo, como en todos los negocios. Además, es necesario seguir una serie de instrucciones previas a la inauguración de la unidad, durante la operación y después de la misma, ya que el modelo de franquicias es una serie de repeticiones operativas, en donde la calidad del servicio y los productos comercializados influirán en la aceptación de más y más personas.

Las franquicias en México cuentan con una larga historia de éxitos, evolución e incluso fracasos, en donde algunas marcas perdieron el rumbo justo en el momento en el que tenían mayor reconocimiento. Son negocios y, por lo mismo, la probabilidad de ganar o perder viene, muchas veces, acompañada de las actividades que se realicen o no dentro de la unidad. Además, requieren atención y tiempo para ser operados por los inversionistas (aunque también existen los modelos de inversionista ausente).

Sea como sea, el mito de que las franquicias te convertirán en millonario de la noche a la mañana es falso. Tienes que investigar a fondo sobre las cualidades y las características de la marca de tu interés. Además, debes analizar estos aspectos a la hora de encontrarte con una franquicia “milagrosa”:

  • Comprueba su razón social y su historia en el mercado.
  • Verifica si tiene sitio Web y/o redes sociales.
  • Visita sus oficinas y a otros franquiciatarios antes de la firma del contrato.
  • Pregunta en la Asociación Mexicana de Franquicias o en las tiendas especializadas en adquisición de franquicias.
  • Escucha comentarios de terceros.
  • Solicita al franquiciante el Programa de Asistencia Técnica a sus franquiciatarios.

El éxito del modelo de franquicias no dependerá únicamente de lo que te ofrezca el franquiciante. Analiza ante todo si la empresa se compromete a trabajar contigo para que ambos alcancen el éxito. Sólo entonces, podrías estar más cerca de encontrar tu verdadera mina de oro.

Recuerda este proverbio africano:

“Si quieres ir rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado”.