Consultoría

¿Estás listo para comprar tu propia casa?

Si la idea te está dando vueltas por la cabeza, comprueba estas señales y quítate la duda.
¿Estás listo para comprar tu propia casa?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hoy día comprar una casa no es el sueño de todos, pero sí de muchos. La idea de tener un hogar propio sin preocuparte por pagar alquiler es atractiva para varios y esperan con ansias el momento en que puedan, por fin, adquirir la ansiada vivienda propia.

Ya sea una casa o un apartamento, lo cierto es que es un gran paso y por eso es necesario saber si estamos listos y tomar todas las precauciones del caso.

Si te preguntas si ya es el momento de empezar este viaje, presta atención a las siguientes señales:

1. Tienes ahorros. Los suficientes como para cubrir el enganche de la casa.

2. Llevas más de un año en tu actual empleo. Por lo que ya posees cierta estabilidad.

3. Tienes idea de lo que quieres comprar. Sabes dónde quieres vivir y cómo quieres que sea tu nueva vivienda, todo de acuerdo al precio que puedes pagar.

4. Conoces lo básico sobre hipotecas. Qué tipo de crédito necesitas, qué tasa sería adecuada para ti y qué beneficios podrías obtener.

Es importante que antes de elegir un banco o financiera, los compares todos para encontrar el que te ofrezca la mejor opción y optar por ella.

5. Tienes un fondo de emergencia. Que te permite afrontar algún gasto de improviso sin afectar tus obligaciones mensuales.

6. Tienes ingresos suficientes como para asumir el pago de la cuota del préstamo. Tomando en cuenta que tus deudas no deben sumar más del 40% de tu salario.

7. Tienes varias fuentes de ingresos. No solo dependes de un trabajo, sino que obtienes algún dinero extra de otros negocios.

La mayoría de estas señales indican no solo estabilidad económica sino también madurez al saber lo que se quiere.

Si tienes todas, todo parece indicar que estás preparado, pero recuerda que no servirá de nada si terminas escogiendo un crédito que no se acomode a tu estilo de vida.

Antes de elegir, compáralos usando un comparador de créditos de vivienda y verás qué opciones te convienen.