Negocios

Cómo ampliar la esperanza de vida de tu negocio

Las estadísticas señalan que al menos 7 de cada 10 empresas cierran antes de cumplir un año de vida.
Cómo ampliar la esperanza de vida de tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Es un hecho ya conocido que la mayoría de las Pymes en México mueren en sus primeros años, o incluso meses, de operación.

Las estadísticas señalan que al menos 7 de cada 10 empresas cierran antes de cumplir un año de vida y de las que sobreviven, menos del 70% alcanzan los 5 años.

Algunas de las principales razones a las que muchos emprendedores le atribuyen este fenómeno son la falta de un entorno económico favorable para el desarrollo empresarial y el escaso apoyo para incentivar la productividad y competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, independientemente de los factores externos que puedan suscitarse y afectar positiva o negativamente a una empresa, es importante que los emprendedores actuales y futuros sean conscientes de las acciones que se encuentran en sus manos y que les podrán permitir mitigar los factores externos y favorecer el desarrollo orgánico de su empresa, es decir el propiciado por ella misma sin depender de su entorno.

1. Inicia con un plan de negocios

Esta es una poderosa herramienta para marcar el camino que la empresa seguirá durante el inicio de su vida y para poder conseguir capital para el desarrollo de la misma con mayor facilidad. Muchos emprendedores obvian esta parte del proceso en su intento por avanzar a pasos agigantados con su proyecto, sin darse cuenta que solamente le están restando posibilidades de supervivencia al no contar con elementos básicos como una visión, objetivos, métricas y particularmente planes de acción detallados para las distintas funciones que requerirá la nueva empresa como ventas, marketing, finanzas, legal, entre otras cosas.

2. Pensar que las inversiones son gastos

Si bien es crítico para las compañías de reciente creación el cuidado minucioso de su capital de trabajo, es importante determinar los aspectos en los que el negocio debe invertir para buscar incrementar sus niveles de competitividad y favorecer su continuidad en el mercado. 

Decisiones como contratar entre un empleado calificado o a uno menos costoso, apostar por la innovación de un producto y destinar dinero para la modernización a través de la tecnología o mantenerse con lo que ha funcionado hasta ahora, son algunos ejemplos de las disyuntivas que las empresas enfrentan y que frecuentemente causan el rezago de la compañía. Todas las empresas tienen diferentes necesidades y el rol del emprendedor es arriesgarse pero de manera inteligente y planeada.

3. Resistencia a buscar asesoría o consultoría

Frecuentemente, cuando una empresa inicia, los emprendedores consideran a la consultoría como un “costo prescindible” en lugar de como una inversión para fortalecer las posibilidades de éxito de su negocio. No es necesario cerrarse a este tipo de posibilidades cuando se tiene un presupuesto de arranque limitado ya que existen algunas organizaciones 

que proporcionan programas de capacitación para emprendimientos, algunos de los cuales son gratuitos o de muy bajo costo. Instituciones como la Secretaría de Economía, Fundación ProEmpleo y Jóvenes Empresarios por México (JEMAC) son algunas de las que te podrán ayudar con el desarrollo de tu proyecto. Adicionalmente te recomiendo consultar la página sharpconsultoria.com para buscar información sobre asesoría gratuita para Pymes.

Al momento de iniciar una empresa no existe una receta mágica que garantice el éxito del negocio, sin embargo los puntos anteriores son fundamentales de considerar para contar con mejores oportunidades de desarrollo desde el primer día de la compañía.