Capital emprendedor

6 maneras de fondear tu negocio

6 maneras de fondear tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
Reader Resource

Get the working capital your business needs–learn more about Entrepreneur Lending, powered by CAN Capital »

Cuando se trata de generar un negocio exitoso, la cantidad de dinero y sudor que e invierte es tan importante como la cantidad de tiempo que se espera por generar ingresos por los servicios que se ofrecen a cambio. La gente suele tomar medidas extremas para mantener su negocio a flote, a veces recurriendo a opciones menos realistas que otras. 

Cualquiera puede iniciar un negocio, poner una tienda en línea, crear una fanpage en Facebook, etcétera, pero lo que determina dónde se encontrará la compañía en seis, 12 o 18 meses en el futuro no solo son las ventas, sino el capital que se tenga para fondear el negocio.  Necesitas mantener la “luz prendida”, pagar a tus empleados, llevar comida a la casa y asegurarte que tu operación no tenga un alto abrupto.  

Como emprendedor he visto muchos negocios empezar, crecer, fracasar para después regresar más fuertes o simplemente desaparecer. 

Aquí hay seis cosas que, por lo que he aprendido con los años, pueden apoyarte a fondear tu negocio: 

1. Amigos y familia 

La publicidad de boca en boca siempre será la manera más barata de conseguir nuevos clientes, crear una red de contactos y comenzar tu viaje emprendedor. El éxito de tu startup dependerá muchas veces del apoyo de tus seres queridos. A veces significará su tiempo, otras tantas, su impulso emocional. Incluso habrá ocasiones en que necesites de su capital. Al final nadie quiere ver a alguien que ama sufriendo, ¿verdad? 

2. Prestamistas privados 

Música para los oídos de cualquier emprendedor. A través de los prestamistas privados, los fundadores pueden acceder a fondos sin la participación del gobierno. Es la manera más conveniente para que los negocios arranquen operaciones. Hay herramientas enfocadas en startups como My Business Funded, conocidos por respaldar empresas nacientes rápido y de manera eficiente. Estas plataformas permiten que los emprendedores se preocupen menos por los costos operativos de sus empresas y puedan enfocarse en vender. Recuerda, como lo ha demostrado el programa Shark Tank, una startup no tiene que ser una compañía tecnológica, es cualquier empresa que está arrancando y va de camino al éxito.

3. Sitios de Crowdfunding

Kickstarter, Indigogo, Gofundme, etcétera. Todos hemos escuchado de ellos. El crowdfunding es una forma centralizada en la que las startups pueden alcanzar una audiencia grande en su nicho para hacer sus prototipos una realidad. Como retorno, no solo creas una comunidad alrededor de tu oferta, pero adquieres a los primeros usuarios que la probaran y te ayudarán a mejorarla antes de salir al mercado. 

4. Inversionistas ángel y capital semilla

A veces puedes encontrar a estas personas a través de internet o tu red de contactos. Tu inversionista ángel es un consejero al que tal vez debas compensar con una proporción de tu compañía. Su network siempre es rica, así que aprovéchala. Puedes conocer a algunos en sitios como Angel.co.

5. Tarjetas de crédito

Si eres fanático de Shark Tank, sabes cuánto odia esta idea Mark Cuban pues se trata de una solución a corto plazo con una inversión personal. La palabra clave es “personal”. Si puedes darte el lujo, puedes hacer una inversión de este tipo de manera inteligente, pero RECUERDA que si decides hacerlo, SIEMPRE habrá una cuenta esperando ser pagada a final de mes. Los negocios que dependen del crédito para mantenerse a flote, viven de tiempo prestado. 

6. Bootstrapping

Este término en inglés hace referencia a empezar algo sin recursos o con muy pocos recursos. La falta de fondeo externo puede ser una maldición o una bendición porque si logras arrancar con lo que tienes, en 18 meses no tendrás que preocuparte por pagarle a un inversionista. Esta es una manera común de arranque de negocios en Silicon Valley