Pymes

¿Cuánto le cuesta la corrupción a las pymes?

Las pequeñas y medianas empresas en México se enfrentan a diversos retos que obstaculizan su desempeño, muchos de ellos relacionados con las altas tasas de impuestos, la delincuencia y las prácticas informales, lo que propicia que incurran en actos de corrupción, muchas veces sin saberlo.
¿Cuánto le cuesta la corrupción a las pymes?
Crédito: Depositphotos.com

En 2015, la corrupción le costó a las pequeñas y medianas empresas (pymes) 15% de sus ingresos, y el impacto negativo aumentó cuando se redujo la rentabilidad de proyectos y afectó sus flujos de efectivo, de acuerdo con el Reporte sobre el efecto de la corrupción en emprendedores y mipymes, elaborado por el Observatorio Nacional del Emprendedor.

"Actualmente los emprendedores y mipymes se enfrentan a grandes retos y problemáticas para sobrevivir, uno de los principales obstáculos que atraviesan es, sin duda, la corrupción, lo que conlleva a dificultar más su supervivencia", comenta en entrevista con Entrepreneur Laila Chemor Sánchez, directora general de Programas de Defensa para Pymes y Emprendedores del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

Durante 2014, el costo global de la corrupción fue de 2,600 millones de dólares, lo que representó 5% del Producto Interno Bruto (PIB). Para el caso de México, el impacto económico ascendió a 1,500 millones de pesos.

Al respecto, Chemor explica que, a pesar de existir cifras generales, es complicado conocer la cantidad exacta que pagan los emprendedores de manera anual, "ya que muchas veces los hechos de corrupción son aislados y otras veces repetitivos".

Sin embargo, destacó que en el territorio nacional se tienen registros de 24,724 actos de corrupción por cada 100,000 habitantes registrados dentro de los servicios públicos, por lo que demuestra la necesidad de generar programas de prevención, así como iniciativas que protejan al ecosistema emprendedor.

"La corrupción no sólo afecta a los emprendedores y a las pymes, afecta a México, el crecimiento del PIB y la generación de fuentes de empleo, además de que impacta negativamente en la productividad de las empresas", precisa la directora.

Asimismo, la corrupción es el factor más problemático para hacer negocios con 18.6%, revela un análisis del Banco Mundial.

En sentido, la Organización para la Cooperación y el desarrollo Económicos (OCDE) destaca que este factor encabeza la lista, por encima de la regulación fiscal o la burocracia gubernamental, "posiblemente por el efecto que tiene en otros factores del desarrollo, como la competencia de mercado, la eficacia de las instituciones democráticas, el ambiente de negocios o la formación de capital humano".

En materia de transparencia, México se encuentra en la posición 103 de 175 países, con una calificación de 35 puntos (donde 0 es muy corrupto y 100 nada corrupto), según el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional.

Para Judith Galván, socia del área Forensic, especialista en Antisoborno y Corrupción de KPMG en México, otra de las implicaciones negativas que trae consigo la corrupción para las pymes es el daño a su imagen, en especial cuando quiere salir al mercado

"Si una pyme quiere hacerse de un nombre, pero hay información negativa de ella, habrá muchas empresas grandes, o incluso el mismo gobierno que no querrán trabajar con ella. El costo reputacional, que no es calculable, afecta al negocio ante los demás competidores y posibles inversionistas y clientes."

El reporte del Observatorio Nacional del Emprendedor explica que existen diferentes actos de corrupción. En 2013, 12% de las pymes mexicanas reportaron el pago de un soborno, asimismo destaca que operar en la informalidad también afecta a las empresas que lo hacen, pues reduce el acceso a financiamiento, lo que disminuye sus probabilidades de crecimiento.