Productividad

2 vías rápidas hacia la productividad laboral

Si bien es cierto que muchos de nosotros nos consideramos productivos, existen diversas maneras de incrementar aún más nuestra efectividad.
2 vías rápidas hacia la productividad laboral
Crédito: Depositphotos.com

Si bien es cierto que muchos de nosotros nos consideramos altamente productivos, existen diversas maneras de incrementar aún más nuestra efectividad al momento de trabajar para así enfocar nuestro tiempo y esfuerzo en las actividades más rentables para nuestro negocio.

A continuación te presento dos principios que lograrán incrementar tus niveles de productividad laboral desde el momento en que los empieces a poner en práctica:

1. La ya muy conocida Ley de Pareto

Esta ley, aplicada a la administración de la productividad, nos dice que 80% de los ingresos que generamos para nuestro negocio se concentran en 20% de las actividades más importantes que realizamos. Esto quiere decir que debemos analizar todas las actividades que ejecutamos en nuestro día a día laboral y eliminemos todas esas acciones que nos roben valioso tiempo y recursos sin ser tareas realmente importantes para nuestro negocio.

Imagina lo que puedes hacer para tu empresa con todo el tiempo libre que tendrás al no contestar correos electrónicos inútiles o al ignorar llamadas no programadas o inclusive al acortar citas y reuniones que no merecen más que unos cuantos minutos para llegar a una decisión.

Concéntrate en lo importante para tu trabajo y olvídate de todas las actividades adicionales, a veces disfrazadas de urgencias, que buscan desviarte de lo que realmente le genera valor a tu empresa.

2. La no tan famosa Ley de Parkinson

Este principio predica que la complejidad e importancia de una tarea crece mientras más tiempo tenemos para llevarla a cabo. Esto quiere decir que nosotros mismos, probablemente de manera inconsciente, al destinar un tiempo demasiado amplio para la consecución de una tarea, nos dedicamos a llenar nuestro tiempo con actividades no esenciales y que únicamente desvían nuestra atención de lo realmente importante.

Por el contrario, si nos presionamos a terminar nuestra labor en una fracción del tiempo, seguramente seremos más eficientes atacando el punto medular de lo requerido.

¿Cuántos de nosotros no conocemos a alguien que terminaba un trabajo de la escuela o la universidad justo unas horas antes de entregarla y los resultados eran alentadores por haber sido conciso y directo sobre el tema que abordó?

La combinación de estas dos estrategias seguramente te ayudará a mejorar tus niveles de productividad al concentrarte en las actividadesrealmente importantes para tu negocio y establecer tiempos cortos, pero realistas, para realizarlas.