Startups

6 claves que facilitarán el nacimiento de tu empresa

Toma en cuenta los siguientes consejos y arranca el negocio que tanto has estado esperando.
6 claves que facilitarán el nacimiento de tu empresa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

A lo largo de mi carrera en el mundo empresarial la manera de hacer negocios se ha trasformado de una forma importante, atrás quedaron los grandes corporativos como referentes e insignias de lo que representa el mercado a nivel global, hoy en día vivimos la explosión de las startups y la Pequeña y Mediana Empresa (Pyme). En México existen aproximadamente 4 millones 15 mil unidades empresariales, de las cuales 99.8% son Pymes que generan 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y 72% del empleo en el país.

En el territorio nacional siete de cada 10 emprendimientos están orientados a las actividades de comercio y servicios, en sintonía con lo que sucede en economías basadas en la innovación, donde la mitad de los emprendedores inicia una empresa en tecnologías de Información y comunicaciones (TIC), finanzas, salud y educación.

Al estar al frente de una compañía en constante movimiento, retos y un mercado tan cambiante como lo es el sector de tecnología me doy cuenta de las vivencias y errores de los emprendedores, las carencias y formas de atacar las oportunidades de negocio al igual que el nacimiento, consolidación y crecimiento de empresas que vienen a romper el paradigma dentro de la clase empresarial.

Además de la decisión y fortaleza de arrancar una empresa propia es necesario tomar en cuenta lo siguiente:

1. Mantener un concepto único

Si la idea de la futura empresa se concentra en visiones a gran escala (en especial si se trata de nuevos espacios donde la solución se basa en la tecnología) recuerde ¿Qué es lo que mantiene su negocio como único en el mercado? ¿Es un espacio auténtico en el sector? ¿Alguien puede tomar su idea como referencia? ¿Lo pueden acusar de duplicar una idea? ¿Tiene los recursos y el financiamiento para defenderse de los ataques? Si no es así, puede izar banderas de alerta.

Para salir adelante y destacar en el mundo de los entrepreneurs la innovación y originalidad del concepto es la clave del negocio. Elabora una lista de cualidades de su idea, proyecte esas ideas en un futuro y evalúe de manera honesta la situación de su posible negocio.

Relacionado con: 4 agentes para desarrollar un entorno innovador.

2. Contar con un plan de negocios 

Antes de iniciar con el movimiento de capital, la búsqueda de proveedores, clientes y el ambiente ideal para nuestro negocio es necesario contar y tener en claro un plan de negocios que respalde cada uno de nuestros movimientos en el ámbito empresarial. Este plan de negocio debe detallar los montos de inversión, los rubros en los que se depositará la inversión, los planes y formas de financiamiento, los plazos y tiempos destinados para cada actividad, el momento justo de reinvertir y el “payback”.

Si no cuentas con un plan que vaya de la mano de tu idea es el momento perfecto para detenerse, desarrollar la columna vertebral de tu negocio y volver a arrancar con fuerza.

3. El marketing es prioritario

El error más común entre las empresas que funcionan de la mano de emprendedores se relaciona a idealizar un producto o concepto y observarlo como único en el mercado. Este enamoramiento se refleja en el plan de marketing que han diseñado (en caso de existir) para comunicar a los públicos clave la idea del nuevo negocio.

Nuestra idea es tan fresca que se vende sola. NO. No lo hará. ¿Cuenta con un equipo responsable del tema? Esta es una función crítica que debe caminar de la mano del producto desde el principio.

La mayoría de los fracasos en el surgimiento y consolidación de las nuevas empresas, aunque no lo crea, va en la forma y estrategias que apliquen para posicionar el producto, es el momento más difícil para tener éxito en la comercialización.

Si no hay clientes, el negocio no tiene sentido. La clave está en construir la comercialización desde el inicio de operaciones para que tenga la mejor oportunidad y éxito deseado.

Relacionado: Video: Cómo crear un plan de marketing exitoso

4. Definir el “market fit”

¿Qué hace distinto nuestro producto de otros competidores? ¿Cuál es la clave del éxito de nuestra oferta? ¿Cuál es el valor agregado de nuestra idea?

En algunas ocasiones no se tiene claro cuál es el valor de nuestra empresa y una investigación interna puede ayudar a revelar el “plus” del nuevo negocio. Si el producto o servicio está a punto de salir al mercado, debe tener un sustento que articule al menos una dirección y las diferentes proyecciones que espera a futuro.

Siempre es conveniente preguntarse ¿Cómo podemos encajar en el mercado? ¿Cómo se puede evitar perder ante la competencia?

5. El foco es el cliente

¿Está comenzando su negocio o es el cumplimiento de un sueño personal? Aquí existe una gran diferencia. Una empresa puede ser el resultado de un sueño, pero no hay que dejar que el sueño se interponga en el camino de la lógica.

La idea de echar a andar el propio negocio siempre debe tomarse con un gran profesionalismo hacia las ideas y el sector al que estará enfocada la solución.

Nuestros consumidores hacen de la marca una cadena que puede sortear diferentes obstáculos, siempre y cuando no olvidemos a nuestros clientes y los tengamos presentes en los movimientos de la empresa

6. Prepararse para un maratón no sólo un sprint

¿Está preparado para permanecer en el mercado por un largo tiempo? Esa es la pregunta que aparece en los primeros 10 minutos después de haber tomado la decisión de ser un emprendedor. Los verdaderos retos comienzan al analizar los montos de presupuesto destinado para llevar a cabo la idea y el ciclo de ventas que planeamos.

Muchas veces nos damos cuenta de contar sólo con un monto destinado para un corto plazo y no con proyecciones a futuro. Siempre hay que preguntarse ¿Realizamos día a día acciones que ayuden al crecimiento de la idea y de nosotros como emprendedores? La paciencia, planeación y la estrategia de atacar las necesidades del negocio marcarán la pauta en el crecimiento de nuestra empresa.