Mexicanos exitosos

El fotógrafo que conquistó a la familia Slim

Durante 10 años, Virro Borja ha capturado con su lente paisajes, rostros y ciudades. Sin embargo, la dinastía más poderosa de México siempre ha sido una de las escenas que más le ha intrigado desde 2012 cuando conoció a Carlos Slim Domit.
El fotógrafo que conquistó a la familia Slim
Crédito: Cortesía
  • ---Shares

Era la primera vez que se encontraban. Con cámara en mano, Virro Borja aguardaba afuera de la oficina en donde se reuniría cara a cara con Carlos Slim Domit. Aunque trataba de mantener la serenidad, la tarea se complicaba cuando recordaba que en esta ocasión se trataba del primogénito del matrimonio entre Carlos Slim Helú y Soumaya Domit.

La moneda estaba en el aire. Virro tendría una sola oportunidad para cautivar al administrador de empresas y convencerlo sobre su pasión fotográfica. Si fallaba no había marcha atrás.

A cuatro años, el fotógrafo comparte que la historia estuvo a su favor. “Carlos siempre se mostró abierto. Desde el momento en que le enseñé los proyectos en los que estaba trabajando, él creyó en ellos y nos empezó a apoyar”, dice en entrevista Virro Borja, fotógrafo profesional.

En la actualidad, el mexicano de 27 años ha tenido la oportunidad de trabajar en diversos proyectos de Grupo Carso y algunas marcas que pertenecen a la dinastía más poderosa de México, entre la que destaca Sanborns.

Además, Borja ha publicado libros de fotografías de los restaurantes, así como de la arquitectura de las empresas de la familia Slim. Pero, no sólo eso, también ha capturado con su lente a Slim Domit a quien admira por su pensamiento, el cual ha sido heredado por su padre, el hombre más rico de México, sobre contribuir a la mejora de la sociedad.

                                         

 

El primer encuentro

“Yo no fui a la fotografía, la fotografía vino a mí”, con esta convicción el artista mexicano recuerda que su primer encuentro con la cámara de manera profesional fue hace una década en Cuba, en donde por instrucciones del gobierno de la isla realizó un recorrido para capturar los rostros, colores y sabores que dan vida al territorio que el año pasado reanudó relaciones con Estados Unidos, tras más de 50 años de permanecer bajo un embargo comercial, económico y financiero.

En ese entonces, Virro tenía 17 años y una gran pasión por la arquitectura, gastronomía y arte, elementos que años más tarde se convertirían en su insignia fotográfica.

A pesar de que el fotógrafo confiesa que los conocimientos sobre la fotografía los aprendió en la práctica, asegura que “trabajar a lado de reconocidos artistas me ha ayudado a tener otra visión de la vida”, aunque, dice que también es importante fortalecer la parte teórica.

Han pasado 10 años desde que Borja tomó la decisión de convertirse en un cazador de momentos alrededor del mundo. Sin embargo, al otro lado de la línea argumenta que de vez en cuando ha tenido que “tocar base” para nutrirse de la escena fotográfica nacional y extranjera.

En la actualidad, el mexicano de 27 años tiene consolidado el Estudio Virro Borja, en donde dedica sus esfuerzos a la dirección de fotografía fija y en movimiento. Entre su cartera de clientes comerciales perfilan Coca-Cola Company, Industrias Bachoco, Mercedes Benz, Gas Natural Fenosa y diversas instituciones gubernamentales.

El Director de Fotografía de Grupo Editorial Águeda ha publicado más de 35 libros de su obra personal. En la lista aparecen títulos como Artistas en su Estudio, en el que retrata a reconocidos artistas plásticos mexicanos; Capital en Movimiento, imágenes sobre la Ciudad de México; Ruta del Tequila, por encargo del banco Scotiabank, entre otros.

“La fotografía no sólo es mi trabajo, la fotografía es mi vida y lo que me permite expresarme libremente todos los días. No se trata solamente de tomar una buena imagen, se trata de comunicar y contar algo a los demás”, precisa.

La obra de Virro se ha expuesto en galerías y espacios abiertos en México, así como en París y Nueva York.

Durante 10 años, el artista ha capturado con su lente a actores, atletas, escritores, chefs, incluso, a figuras políticas como el ex presidente Felipe Calderón y el actual mandatario, Enrique Peña Nieto.

“Ha sido una experiencia muy interesante retratar a personajes tan importantes en el país. Lo que nadie te dice de la fotografía es que tienes en tus manos un gran poder, el poder de inmortalizar a alguien más”, agrega el artista.

"De cámaras largas"

Para celebrar una década de trayectoria, Virro Borja, de la mano con Grupo Editorial Águeda, lanzó este año su libro X Years Behind The Camera, con la intención de hacer un “corte de caja” sobre este tiempo y las colecciones que hasta la fecha ha sumado.

Uno de los prólogos fue escrito por el presidente del Consejo de Administración de Telmex, Carlos Slim, mientras que el otro por Alfredo Achar Tussie, Presidente del Consejo Directivo de Comex.

“Estamos de cámaras largas con este libro. Fue todo un honor que Carlos Slim Domit se tomara el tiempo para escribir un par de líneas sobre mi obra. Es alguien a quien admiro mucho y pedirle que escribiera uno de los prólogos fue una manera de agradecerle por todo su apoyo en estos años”, comparte el fotógrafo.

El libro está dividido en cinco capítulos fotográficos: Playing with Gray Shades, selección de fotografías en blanco y negro; Shooting the World, tomas de diversos rincones del mundo; Seeking Lines and Structures, imágenes de figuras geométricas y arquitectónicas; Clicking with People, serie de retratos de diferentes personalidades y Eating with the Eyes, fotografías artísticas de platillos gastronómicos.

El libro X Years Behind The Camera está disponible en dos ediciones: estándar y de lujo, las cuales pueden ser adquiridas en la página oficial del fotógrafo.

A su corta edad Virro Borja ha viajado y capturado cientos de momentos, como él prefiere llamar a sus fotografías, lo que le ha valido el reconocimiento en México y en el extranjero.  Sin embargo, admite que aún tiene una misión incompleta con la familia Slim.

“Los Slim son personas que respeto y admiro. Por ello, me gustaría hacerles un regalo, a manera de homenaje: quiero inmortalizar en una fotografía a toda la dinastía Slim. Estoy en deuda por todo el apoyo que me han brindado en estos años.”

Fotos: Virro Borja