Consultoría

Ante la duda... no te quedes paralizado

Tú tienes la misma oportunidad de encontrar el éxito que otros han tenido.
Ante la duda... no te quedes paralizado
Crédito: Depositphotos.com

Empezar un negocio en tiempos de crisis fiscal siempre genera un nivel de temor o estrés. Esta ansiedad es adicional al nivel normal que acompaña el salir de la zona de confort.

Generalmente esto sucede porque el emprendedor no solo enfrenta el temor al cambio, sino que también afronta el miedo a ser otra víctima de la crisis. Sin embargo, durante el tiempo que llevo estudiando negocios de todos tamaños y estrategias utilizadas por negociantes, me he topado con muchos casos de emprendedores exitosos que vieron su oportunidad precisamente en la crisis.

Al estudiarlos de cerca descubrí un denominador común: sabían lo que hacía falta, pero no cómo ofrecerlo. También, encontré que para minimizar los riesgos, estos emprendedores utilizan estrategias enfocadas en planificar y desarrollar modelos de negocio estratégicos mediante un análisis profundo del mercado, el área geográfica y la clientela objetiva.

Lo inspirador fue que ninguno de estos nuevos empresarios había tenido un negocio anteriormente y que hoy día tienen más de uno. Estoy hablando de maestros, trabajadores de la industria telefónica, o personas completamente nuevas en el área donde comenzaron.

Le pregunté a los emprendedores: ¿cómo llegaste a esa decisión? Me contestaban: lo fui aprendiendo en el camino. Así que si el temor te ha detenido, te recuerdo, se aprende caminando.

Recordé que en mi pueblo hay un refrán que dice: “Ante la duda, saluda” lo cual no es más que otra forma para decir: “ante la duda, toma acción, no te quedes paralizado”.

Realmente, el temor se manifiesta primero en nuestras mentes; es por eso que tenemos que combatirlo, dando pasos firmes sin importar lo pequeños que puedan ser.

Si siempre has soñado con emprender tengo varias recomendaciones.

1. Comienza por mirar a tu alrededor

¿Conoces las necesidades del área donde vives? ¿Has identificado algunas situaciones que te han molestado, frustrado, o simplemente son áreas de necesidad obvias tú puedes hacer algo? Quizá ahí se encuentra tu oportunidad. Por lo general vamos buscando un servicio, no lo encontramos, nos quejamos y nos molestamos, pero no hacemos nada al respecto.

2. Fíjate en las historias de personas exitosas 

Aprende de Sir Richard Branson, que ve oportunidades en las cosas que le molestan. Deberíamos dejar el temor atrás, aprovechar esas áreas de necesidad, estudiarlas y sacarle provecho. Puede ser que ahí se encuentre la idea de negocio que tanto deseas encontrar.

3. Toma acción, estudia el mercado

Estudia cada idea minuciosamente y si tienes oportunidad de salir adelante comienza a dar pasos pequeños. Calcula tus riesgos versus los beneficios. El estudio de mercado es mi herramienta favorita, lo uso como la brújula cuando voy a emprender. 

Tú tienes la misma oportunidad de encontrar el éxito que otros han tenido, pero éste solo llegará a ti si lo buscas, no esperes que llegue a ti mientras estás paralizado. 

Así que ya sabes, finalmente te recomiendo que cuando tengas duda… ¡saluda!