Frases

Las mejores frases de Muhammad Ali

Hace unas horas Ali falleció debido a problemas respiratorios, rodeado de su familia a la edad de 74 años.
Las mejores frases de Muhammad Ali
Crédito: Harry Benson I Getty Images

Muhammad Ali no solo flotaba como mariposa y picaba como abeja, también perdió tres años y medio de su carrera cuando se resistió a ir a la Guerra de Vietnam. Se convirtió al Islam cuando la mayoría de los estadounidenses ni siquiera sabían qué era eso y hasta dio un salto suicida de un alto edificio.  

Ese hombre hizo de todo. Con sus puños y sus palabras. Nacido como Cassius Clay, su increíble habilidad para luchar puede ser ejemplificada con aquella ocasión en la que negoció la liberación de rehenes en Irak. ¡Fue así de grande! 

Hace unas horas Ali falleció debido a problemas respiratorios, rodeado de su familia a la edad de 74 años. Aquí hay algunas de las palabras más memorables que este increíble personaje alguna vez dijo.

Sobre alcanzar la grandeza

“Si se puede sacar penicilina de un pan mohoso, de seguro puedes hacer algo bueno contigo”

Sobre envejecer

“Si un hombre ve el mundo a los 50 años de la misma manera en que lo hacía los 20, ha desperdiciado 30 años de su vida”. 

Sobre la fortaleza

“No son las montañas enfrente de ti lo que te cansa, es la piedra en tu zapato”. 

 Sobre preparación 

“Si mi mente puede concebirlo y mi corazón puede creerlo, entonces puedo lograrlo”.

Sobre el golf 

“Soy el mejor, es solo que todavía no lo he jugado”.

Sobre el arrepentimiento 

“Darle la espalda a Malcom X es uno de los errores de mi vida de los que más me arrepiento. Desearía poder decirle a Malcom cómo lo siento”. 

Sobre la raza

“La nación del Islam enseña que los blancos son demonios. Ya no creo eso; de hecho, nunca lo hice en realidad”.

Sobre ser humilde 

“En casa soy una persona amable, pero no quiero que el mundo lo sepa. Las personas humildes no llegan muy lejos". 

Sobre sus logros

“He luchado con caimanes, he batallado con ballenas, he peleado ligero y he generado relámpagos en la cárcel”. 

Sobre la victoria

“La voluntad debe ser más fuerte que la habilidad”. 

Sobre la venganza 

“Si matas a mi perro, es mejor que escondas a tu gato”.

 Sobre los sueños

“Si sueñas con derrotarme, mejor te despiertas para pedirme disculpas”.