Millonarios

Los 3 pasos iniciales para convertirte en millonario

"El dinero abunda para quien conoce los medios de obtenerlo" -George S. Clason
Los 3 pasos iniciales para convertirte en millonario
Crédito: Depositphotos.com

Cuántos de nosotros no soñamos con tomarnos un año sabático para conocer el mundo o tener la casa y auto de nuestros sueños sin preocuparnos por el impacto que esto pueda tener en nuestra cuenta bancaria.

El hombre más rico de Babilonia nos deja los siguientes pasos a seguir para prosperar en nuestras finanzas y asegurar el éxito económico que muchos anhelamos.

1. Aprende a vivir con menos de lo que ganas

Si lo has intentado, sabrás que “misteriosamente” nuestros gastos se adaptan y crecen directamente proporcionales a la cantidad de ingresos que generamos.

Por este motivo es importante que destines al menos una décima parte de tus entradas para pagarte a ti mismo y empezar a constituir un capital que te permita vivir el resto de tu vida. No te preocupes por que el dinero no te alcanzará, como ya te lo dije nuestros gastos se adaptan a la cantidad de dinero que tenemos disponible.

Destina tu reserva para el crecimiento financiero y gasta el resto de tu dinero para mantener tu estándar actual de vida. Mientras mayor sea el porcentaje que destines a ti mismo, más rápido será tu acceso a la vida de millonario.

2. Rodéate de personas con experiencia y aprende de ellas.

Ya es conocida la importancia del apoyo de un mentor con experiencia para el desarrollo profesional y personal. Asegúrate de asesorarte con personas que tengan experiencia en lo que te interesa aprender.

Por otro lado, si vas invertir tu dinero con alguien, cerciórate de que esta persona posea los conocimiento y la experiencia necesaria para gestionar tu dinero de manera correcta y con las mayores probabilidades de éxito.

3. Haz que el dinero trabaje para ti

Ahora que ya hemos decidido destinar parte de nuestro ingreso para desarrollar nuestro futuro financiero, es momento de asignar este capital a proyectos que permitan que se multiplique con el menor esfuerzo posible.

Iniciar un negocio propio, invertir en una compañía ya existente o destinar el capital a la bolsa de valores son solo algunas de las formas para poner nuestro dinero a trabajar para nosotros y empezar a hacernos de diversos activos que nos representarán ingresos adicionales con posibilidades de crecimiento a futuro.

Con estos tres principios básicos para la gestión de la riqueza podrás encaminarte hacia la “colección” de distintos activos financieros que te permitan obtener ingresos adicionales a tu salario actual para tener menor dependencia del mismo e iniciar tu camino como futuro millonario.