Internships

Impulsa el marketing de tu empresa con un programa de internships

El talento joven es la mejor fuente de ideas para las Pymes.
Impulsa el marketing de tu empresa con un programa de internships
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Una de las quejas más comunes en los emprendedores que quieren dar el salto a ser empresarios es que no encuentran el talento adecuado que genere ideas de crecimiento o en caso de encontrarlo, es incosteable por su trayectoria y experiencia.

Si bien las necesidades y objetivos profesionales de los trabajadores van cambiando con la edad, esto abre ventanas de oportunidad para buscar soluciones de manera creativa.

En el caso del marketing, las ideas son las que mantienen caminando a las organizaciones: hacer más actividades de mejor forma que la competencia y con un buen uso de recursos (que en el caso de muchas pymes son escasos) requiere pensar “fuera de la caja” con tal de cumplir todos los requisitos.

También es necesario un equipo que esté dispuesto al trabajo de campo, a salir de la oficina, arremangarse la camisa y ayudar en aspectos operativos, otro aspecto al que los trabajadores de mandos medios van perdiendo el gusto.

Incluso puede que no requieras a personas sentadas ocho o nueve horas frente al monitor, sino para proyectos especiales: un lanzamiento, la inauguración de una sucursal o el desarrollo de un nuevo producto.

¿Cuál es la solución? Curiosamente, no está en la fuerza laboral con títulos universitarios, sino en aquellos que siguen estudiando y quieren experiencia para llegar con tablas al mundo laboral. Para ellos existen los programas de becarios o trainees, también conocidos como internships.

Estos programas tienen la ventaja de dar una oportunidad a jóvenes para adquirir experiencia, aportando sus ideas y energía con menor riesgo de que su rendimiento esté condicionado a los vicios laborales de anteriores empresas.

Entre las ventajas de fortalecer tu startup con becarios se encuentran:

- Generación de ideas: al no contar con los vicios comunes de la vida “Godínez” que se enfocan en matar una idea con tan solo escucharla, se enfocan en pensar nuevas formas de resolver el problema, complementando los puntos de vista de todo el equipo o creando nuevas soluciones.

- Energía: la idea de que una empresa confíe en tu talento y encima te pague por ello es un gran motivador en los primeros años de vida laboral. Ese talento suple a la experiencia y se potencia por medio de la energía que pondrán en el proyecto.

- Búsqueda de aprendizaje: una de las quejas más comunes de los recién egresados es ese círculo vicioso en el que buscan un trabajo para ganar experiencia y no lo obtienen por falta de la misma.

Al integrarlos a tu equipo rompes ese ciclo e incluso puedes desarrollar con ellos relaciones a largo plazo, integrándolos a la empresa de forma permanente conforme ésta vaya creciendo.

- Flexibilidad: combinar trabajo con estudio es difícil mas no imposible. El dominio de herramientas tecnológicas hace más sencillo adaptarse a los horarios, contestar llamadas sin estar en un espacio fijo, atender correos, dar seguimiento a proveedores e incluso llevar la logística de un evento sin estar confinado en un espacio fijo de 9 a 6.

Con menos responsabilidades y obligaciones, es más sencillo asignar el tiempo que cada trainee puede dedicar a la startup.

Las áreas de marketing que pueden verse beneficiadas por becarios de carreras como mercadotecnia, comunicación, producción audiovisual o diseño gráfico e industrial son:

- Publicidad. Desde apoyo a cuentas, generación de ideas con creativos, diseño de materiales, apoyo en producción, cotizaciones y elaboración de presupuestos. El perfil ideal es de una persona creativa, abierta y dispuesta a proponer soluciones e ideas.

- Medios. Búsqueda de espacios publicitarios o promocionales, medición de alcance e impacto por campañas, diseño de contenido para redes sociales, seguimiento de métricas y obtención de datos para los informes mensuales. Se requiere un perfil más analítico, sin miedo a los números u familiarizado con el marketing de contenidos.

- Relaciones Públicas. Desde creación de bases de datos, preparación de kits de prensa, relacionamiento con periodistas y construcción de relaciones de largo plazo.

El perfil ideal es de personas sociables pero mesuradas que sepan diferenciar entre relaciones personales y profesionales.

- Investigación de mercados. Ya sea para diseño o aplicación de encuestas, análisis de datos, transcripción y análisis de entrevistas, seguimiento de grupos foco o incluso aprender de Neuromarketing, debe optarse por un perfil analítico con fundamentos de psicología y comportamiento del consumidor.

- Promoción de ventas. Desde diseño de stands y materiales en punto de venta (POP), apoyando al equipo en campo o monitoreando la actividad. Se requiere un perfil activo que no tenga problema en desplazarse.

He de advertirte que no es tan sencillo. Antes de aventurarte a implementar un programa de becarios, debes considerar los siguientes aspectos:

- Reclutamiento. ¿Cómo llegar a ellos y hacer que se sientan atraídos por tu empresa? Acércate a universidades, profesores, incubadoras sociales, bolsas de trabajo, redes sociales que publiquen vacantes e incluso ferias de empleo especialmente dirigidas para estudiantes. Presenta el proyecto, objetivos y funciones de puesto, así como el perfil que requieres y las actividades que desempeñarán.

- Esquema de trabajo. Tomando en cuenta las necesidades, horarios y horas disponibles debido a la escuela, definir cómo se puede trabajar. ¿Medio tiempo?, ¿cubrir determinado número de horas a la semana?, ¿horario flexible?, ¿cubrir horas a distancia o trabajar por objetivos? Así evitarás sorpresas y dejarás claro lo que esperas de ellos.

- Compensaciones. A diferencia del servicio social o prácticas, que consiste en cubrir determinado número de horas como requisito para graduarse, el esquema de becario supone ya un trabajo remunerado, normalmente el nivel de entrada para una empresa, por lo que debe contemplarse un pago.

En algunos países se tiene la mala costumbre de no pagar a los becarios con la promesa de contratarlos en el mediano plazo, pero eso solamente los desmotiva pues les da la impresión de que trabajan gratis. Procura definir cuánto percibirán y por cuánto tiempo.

- Asignación de tareas. Nada puede ser más desalentador que un becario cuya labor por cuatro horas diarias sea sacar copias e ir por los cafés del resto del equipo. Si vas a apostar a este esquema, no es para tener a la gente de adorno, sino para que apoyen a las áreas clave de tu estrategia de marketing. Asigna responsables a cada área, define funciones y cómo medir su desempeño.

- Cultura laboral. Una cosa es reclutarlos y otra es retenerlos, por lo que impulsar una cultura laboral atractiva puede generar mayor compromiso con la empresa. ¿Cómo se reconoce el desempeño?, ¿qué facilidades tienen para realizar su trabajo?, ¿cómo será la relación entre becarios y otros niveles organizacionales o incluso entre áreas?

Todo parte de definir cuál es el tipo de empresa en la que te gustaría trabajar y enfocarte en convertirla en algo similar, un lugar en el que tus empleados estén a gusto.

- Planes de desarrollo profesional. Todos conocemos el caso de trabajos que son un “callejón sin salida” porque los empleados no tienen posibilidad de crecer o escalar dentro de la empresa.

Un esquema definido de desarrollo organizacional no solamente reducirá la rotación laboral, sino que te permitirá consolidar un equipo fuerte que conozca la empresa y se comprometerá con su crecimiento. Consulta a especialistas de recursos humanos para encontrar las mejores herramientas para este fin.

- Seguimiento. La mejor manera de conocer el desempeño incluso antes de los informes es monitoreando, detectando atrás de oportunidad e identificando a los elementos valiosos. Así sabrás la efectividad de contar con el esquema de becarios o si es mejor regresar a un sistema tradicional.

Como te comentaba, las ventajas de rodearte con sangre joven en busca de una oportunidad laboral son muchas. Se trata de una generación con ideas y conceptos frescos de la universidad, en la época más creativa de su vida y dispuestos a probar su talento en una organización, ¿por qué no darles esa oportunidad en la tuya?