neuromarketing

Neuromarketing vs. marketing tradicional

Te decimos las principales diferencias entre estas disciplinas y cuál es la que debes utilizar para incrementar tus ventas.
Neuromarketing vs. marketing tradicional
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Los empresarios, las agencias de marketing, los vendedores individuales. Todo el mundo está interesado en conocer esta nueva metodología llamada “Neuromarketing” que está causando sensación en el mundo empresarial.

Y es que, tener una ciencia exacta que pueda incrementar las ventas de un negocio suena como algo demasiado interesante.

Pero… ¿Qué tan cierto es esto? ¿Cuál es la diferencia del Neuromarketing con el marketing tradicional que ha estado vigente durante tantos años?

A continuación te voy a compartir cuales son las principales diferencias entre estas disciplinas y por qué deberías estar utilizando el Neuromarketing para incrementar tus ventas.

Marketing Tradicional

El marketing desde el inicio ha sido una disciplina que se basa en la investigación de los intereses y deseos en los clientes para mejorar la comunicación al vender un producto y lograr mayores ingresos mediante el uso de algunos de estos vehículos:

  • Entrevistas
  • Encuestas individuales
  • Focus Group
  • Estudios de comportamiento social
  • Mystery Shopper
  • Entre otros

Estas técnicas les han dado a los empresarios indicios para saber qué es lo que el cliente quiere comprar y cómo quiere hacerlo, identificando las palabras que afectan su decisión de compra, los olores, colores y sabores que el producto debe tener para alcanzar una respuesta positiva en el cliente.

El Problema con el marketing tradicional

El primer postulado que establece el Neuromarketing es que el cliente no sabe conscientemente lo que quiere comprar debido a que 90% de sus acciones y decisiones son tomadas por su cerebro subconsciente. Esto hace que los estudios tradicionales del marketing disminuyan su efectividad.

Esto queda demostrado fácilmente mediante el ejercicio del Dr. Read Montague que reveló en un estudio que aunque 75% de las personas decía que prefería el sabor de la Pepsi, terminaba prefiriendo la Coca-Cola.

El Marketing tradicional es deductivo

En tiempos anteriores, las personas más efectivas en marketing han sido quienes tienen “el toque” o “la creatividad” para generar ideas (muchas veces basados en una pericia personal) que impacten al cliente y logren altas ventas.

Pero hasta ahora esto no había sido basado en un método científico, sino más bien deductivo. Y en pocas palabras, por una simple corazonada, se hacían inversiones millonarias esperando obtener una rentabilidad.

La Innovación del Neuromarketing

Utilizando herramientas científicas como los electrocardiogramas, el electroencefalograma, la resonancia magnética, el seguimiento de ojos, entre algunas otras metodologías, las neurociencias han podido mezclarse con el marketing tradicional para llevar a cabo una investigación mucho más profunda, obteniendo resultados más precisos acerca de los verdaderos intereses del cliente potencial.

El instinto es quien compra, con los nuevos avances del Neuromarketing, es posible saber mediante el análisis fisiológico del ser humano, cuáles son sus respuestas ante diversos estímulos publicitarios.

Crear marketing efectivo no es únicamente algo reservado para “los talentosos” o “los creativos” que tienen ideas que surgen de la nada; por el contrario, al utilizar ésta disciplina científica, construir un mensaje de marketing se vuelve una tarea mucho más simple y clara para las personas que lo desarrollan.

El Neuromarketing está dando a las empresas mayor claridad que nunca con respecto a sus campañas publicitarias y está permitiendo que tanto pequeños negocios, como grandes compañías, entiendan mejor a su cliente y puedan desarrollar estrategias de comunicación impactantes y poderosas para llegar hasta el corazón y la mente de sus clientes.

No usar el Neuromarketing para vender, es como caminar a ciegas en un terreno donde todo el mundo ya puede ver.

Y tú, ¿Ya lo estás usando?