Creatividad

Busca la creatividad, no al creativo

¿Buscas un perfil creativo para trabajar en tu empresa? Tienes que leer esto.
Busca la creatividad, no al creativo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Decir que para las empresas de hoy la creatividad se ha convertido en un activo estratégico es literalmente llover sobre mojado.

Nadie lo duda, nadie cuestiona y todo el mundo sabe que es ahí en dónde se encuentra el origen del valor agregado en un mercado cada vez más competitivo; aún así hay que tener en cuenta que la creatividad no es un app en un smartphone, no es un libro en un estantería, se trata, por encima de muchas otras cosas de una expresión humana y eso quiere decir que si quieres creatividad en tu empresa vas a tener que aceptar algo, tendrás que lidiar con creativos.

Hace un tiempo publiqué en mi LinkedIn una pregunta, “¿Será que Steve Jobs o Mark Zuckerberg hubieran pasado una entrevista de trabajo, como las que se hacen hoy en día?” (Francamente quisiera ver el test de wartegg de estos dos personajes)

Muchos de las personas de mi red, afirmaron que seguramente no; sin embargo vamos a infinitas conferencias en la que nos los ponen de ejemplo y nos dicen hasta el cansancio cómo las organizaciones podrían aprender de ellos.

Pregunta, ¿queremos la creatividad pero no al creativo? Aún recuerdo las frases de la directora administrativa de mi primer lugar de trabajo “Nos encanta la creatividad y todo eso…, pero no podrías ejercerla sin cambiar las cosas”, tres días después estaba repartiendo hojas de vida.

Cuando busques un perfil creativo para trabajar en tu empresa, debes tener en cuenta estas simples pero valiosas recomendaciones que te ahorrarán un dolor de cabeza y además permitirán aprovechar todo el potencial de un equipo de trabajo rebosante en creatividad:

1. Odian los jefes, siguen a líderes. Nada que un creativo deteste más que la autoridad por la simple razón de que “así son las cosas”, si dentro de tu equipo quieres personas que “piensen fuera de la caja”, les importa más el reto  y seguir con el ejemplo, que dónde encajan en el organigrama.

2. El salario es una compensación, no una recompensa. No es que el dinero no importe, pero para  las personas creativas definitivamente no es un motivador, no se trata de la razón por la cual se levantan de la cama todos los días a trabajar para ti.

3. Comparten tus sueños, no tus esquemas. Tiene mucho que ver con los dos puntos anteriores, es importante que tengan claro porque deben dejar de lado sus sueños para trabajar por los tuyos, la inspiración es la clave.

4. Necesitan un objetivo claro. La mentalidad creativa es  amante de la búsqueda, del explorar, del ir siempre más allá del horizonte y es ahí en dónde comienzan los retos en las organizaciones ya que debes ser capaz de poner límites, enfocar claramente su trabajo e ir tras objetivos definidos, de otra forma tendrás muchas buenas ideas y ninguna ejecución.

¿Y ustedes qué piensan, alguna otra buena recomendación?