Inteligencia emocional

Cómo potenciar la inteligencia emocional de tu equipo

Entre más se desarrolle este tipo de habilidades a nivel grupal, mayor es la influencia positiva.
Cómo potenciar la inteligencia emocional de tu equipo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La inteligencia emocional del equipo de operaciones puede marcar la diferencia entre un alto y un bajo rendimiento, entre mayor o menor eficiencia. 

Y es que, no sólo los individuos pueden presentar esta cualidad, sino que a un grupo humano también pueden atribuírsele características como la orientación al servicio, la comunicación e incluso la empatía.

De hecho, el nivel de consciencia que conecte al equipo con sus emociones es la suma de la aportación de cada persona más las competencias colectivas, como grupo.

A mayor aportación individual, más alto el nivel que alcanza el conjunto y, a su vez, cuanto más se desarrollan este tipo de habilidades a nivel grupal, mayor es la influencia positiva y la inercia hacia este tipo de comportamientos.

La generación de un ambiente de este tipo y su mantenimiento puede mejorarse de forma continua, logrando que los niveles de rendimiento se vean impulsados, pero, para eso, la organización necesita apoyar este avance.

El desarrollo de la inteligencia emocional a nivel de grupo (hacia dónde trabajar)

Desde dónde y hacia dónde, debería ser la cuestión. La inteligencia emocional debe priorizarse ya desde el momento de la contratación.

El reclutamiento debería marcar cualidades como la autoconsciencia o la empatía como necesarias para los candidatos a integrar los equipos de operaciones.

A partir de ahí, es cuestión de la organización el ayudar a cada individuo a desarrollarlas y potenciarlas, aplicarlas a sus tareas y orientarlas al bien común.

De igual forma que estas mismas acciones se han de orientar a la promoción del crecimiento del grupo humano que comparte objetivos y metas, trabajando unido hacia ellas.

En la actuualidad, las empresas y sus empleados tienen más recursos que nunca para conseguirlo y deben saber aprovecharlas:

  • Basándose en los equipos para organizar el trabajo
  • Dotándolos de la combinación adecuada de talento y experiencia
  • Diversificándolos y trabajando su heterogeneidad
  • Garantizando las condiciones adecuadas para que disfruten de flexibilidad
  • Ayudándoles a mantener la armonía
  • Fomentando su capacidad de cooperar

Cuando éste no es el escenario la calidad de la toma de decisiones y su velocidad se ven afectadas porque los miembros del equipo no son capaces o no saben cómo:

  • Evaluar sus posibilidades ni sus limitaciones
  • Resolver conflictos
  • Cultivar las relaciones entre sus integrantes y con los de otros grupos
  • Abordar el trabajo con honestidad e integridad
  • Adaptarse a las nuevas circunstancias
  • Controlar la situación, incluso en momentos límite
  • Conocer el propio valor y la fuerza que se tiene como grupo

Motivar a las personas es una de las partes más importantes de cualquier proyecto de desarrollo de inteligencia emocional grupal.

Algunas de las técnicas que pueden emplearse son las que se recogen en esta guía práctica.

Además de este paso insustituible, que es la motivación y que debe monitorizarse para asegurar que se mantiene en los niveles adecuados, especialmente en entornos tan cambiantes como el de la cadena de suministro; es preciso trabajar a tres niveles:

1. Comunicación. La conversación abierta y la transparencia y honestidad en la evaluación de los aspectos conductuales y emocionales de la cultura y estilo de dirección de la organización.

2. Cambio. Hay que ser conscientes de que el nuevo proceso se refleja en la generación de nuevos hábitos, que hay que saber gestionar.

Cuando los empleados ven el cambio de comportamiento en los líderes, que son más propensos a verbalizar sus necesidades y desarrollar una actitud más respetuosa con sus compañeros de trabajo, ya que tratan de replicar ese comportamiento.

3. Riesgo. No hay que lanzarse de cabeza a él pero sí asumir cierto nivel de riesgo, desde la integridad, para mostrar que se está abierto a la novedad y la innovación, que todas las posiciones son aceptadas dentro del respeto y que la participación es esencial para la mejora.