Consultoría

Haz lo que Steve Jobs hizo, no lo que dijo…

¿Seguir tu pasión es un mito o una realidad? Muchas veces ésta no se encuentra ni siquiera al principio de nuestras carreras.
Haz lo que Steve Jobs hizo, no lo que dijo…
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Una tarde del 12 de junio de 2005 en el campus de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California, se llevaba a cabo la ceremonia de graduación de un grupo de jóvenes que dejaban la academia para iniciarse en el mundo laboral.

Estos jóvenes tuvieron el honor de recibir unas palabras de quien fuera el CEO de Apple y Pixar, Steve Jobs. Jobs, pronunció un discurso emotivo, motivador e inspirador, hablando de su vida, su trabajo y su pasión.

“Tienes que encontrar lo que amas… Y la única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si no lo has encontrado, sigan buscando. No te conformes”.

Al igual que Jobs, todo el mundo dice que debes seguir tu pasión. Pero no siempre es correcto.

Cal Newport, en su libro, un tanto controversial, So good they can´t ignore you (Sé tan bueno que no puedan ignorarte), examina la ciencia de cómo elegir el mejor trabajo de tu vida, yendo en contra Jobs y de lo que la mayoría hemos visto en los medios populares.

Newport dice: “Debes hacer lo que hizo Steve Jobs, no lo que dijo”,  y que si realmente vemos lo queel cofundador de Apple hizo con su vida, nos encontramos con una historia diferente ya que no comenzó con pasión por la tecnología o el diseño. De hecho, él era un hippie, interesado en ir al Monasterio Zen.

Entonces, ¿qué hacer?

Te voy a dar algunas ideas del libro:
1. La experiencia crea la pasión: La profesora de Yale, Amy Wrzesniewski, publicó un artículo titulado, "Empleo, Trabajo y llamados: Relaciones de personas a su trabajo."

Ella descubrió que el predictor más fuerte de ver el trabajo como una vocación era el número de años de permanencia en el trabajo. Experiencia en algo parece crear amor por lo que haces. La práctica y años en la materia

2. La pasión es un efecto secundario: Daniel Pink lo menciona en el libro junto con un marco científico de 40 años llamada "Teoría de la Autodeterminación." La teoría es que la motivación intrínseca proviene de:

  • Autonomía - Tener el control sobre tu carrera y la sensación de que lo que está haciendo es significativo.
  • Competencia - Sentirse como un maestro en las habilidades prácticas del trabajo.
  • Parentesco - Tener fuertes conexiones sociales en su trabajo.

3. Puntos fuertes: Tener aptitud.

Conoce tus aptitudes

Peter Drucker, es uno de los pensadores de negocios más importantes del siglo pasado. Los fundamentos de lo que se aprende en un programa de MBA de negocios se origina en sus libros.

Él sostiene que la mayoría de las personas creen que saben de lo que son buenos, y generalmente se equivocan. Para evitar eso se debe empezar por averiguar sus verdaderos puntos fuertes y débiles.

Lo que está diciendo es que tus fracasos del pasado probablemente no eran de una falta de disciplina, o la falta de fuerza de voluntad, sino haber identificado erróneamente en lo que eras realmente bueno.
 
Creemos que sabemos nuestros talentos, pero por lo general no es así. Es como "el chico raro" del reality Got Talent, él piensa que canta bien, pero tú y Simon Cowell saben que no.

La mente humana está construida para engañarnos. Los científicos lo han sabido durante años y lo llaman "La superioridad ilusoria" y lo definen como "un sesgo cognitivo que hace que las personas sobreestiman sus cualidades positivas y habilidades y subestiman sus cualidades negativas."

Entonces, ¿cuál es la solución?

Peter Drucker dice que debes usar "análisis de retroalimentación" para romper la ilusión. Este concepto fue inventado en la Edad Media y usado por Juan Calvino e Ignacio de Loyola para difundir su religión en toda Europa.

Es sólo una forma elegante de decir que, en lugar de usar nuestra primera impresión, deberíamos probar a nosotros mismos sobre la base de los éxitos del pasado y los fracasos.

Los 5 ejercicios de Drucker

1. Concentrar su tiempo y energía en tus puntos fuertes: Ponte sólo en situaciones que ponen en evidencia tus puntos fuertes. Si eres bueno en comenzar cosas pero nunca lo terminas, entonces asóciate con alguien que le gusta terminar las cosas.

2. Mejorar los puntos fuertes: Construir habilidades y aumentar sus conocimientos en tus áreas de fortaleza. Lee  libros sobre el área que dominas, encuentra a un mentor que te enseñe. Comprométase a ver sus puntos fuertes como una escultura que a refinar continuamente.

3. Deshabilita el desconocimiento: No hagas justificación de la ignorancia. A pesar de que necesita especializarse en sus puntos fuertes todavía necesita tener conocimientos básicos en una amplia variedad de áreas.

4. Fijar los malos hábitos: A veces lo que parece que es una debilidad es sólo un mal hábito. Los malos hábitos pueden ser fijos. Hay que identificarlos y desecharlos. 

5. Pasa por alto las pequeñas debilidades: No te centres en aquellas áreas que eres realmente débil. Dedica tu tiempo y energía en aumentar el dominio de tus puntos fuertes.

El empresario, Charlie Munger dice:

“Lo mejor es centrarse en la mejora de tus buenas características tanto es así que el mundo se olvida de tus pequeños defectos, debilidades e idiosincrasias”.

Se puede utilizar esa información para identificar con mayor precisión tus fortalezas y debilidades.

Suena simple, pero lo que es más difícil es que la mayoría de nosotros usamos excusas de por qué hemos fallado en lugar de decir sinceramente "Este fracaso me demuestra que tengo una debilidad en esa área".

La mayoría de los seres humanos reaccionan ante otras personas que se hacen ricas o son exitosos. Las reacciones más comunes son 3: "Debe haber robado", "probablemente es heredado" o "simplemente tuvo suerte".

Muy pocas personas están dispuestas a decir sinceramente "Debe haber trabajado más duro y más eficientemente que yo." Evitar que la mentalidad de la excusa.

¿Dónde queda la pasión?

La pasión es importante, pero no quiere decir que porque algo te apasione seas realmente bueno en ello.  Conoce tus puntos fuertes, desarrolla tus actividades con una retroalimentación que te permita ver los resultados esperados con los resultados obtenidos.

La pasión es y será el resultado de varios factores que están equilibrados en tu labor como profesional o emprendedor.

Steve Jobs, sabía en que era bueno (muy bueno) y creó un balance de diferentes elementos que le dieron como resultado la revolución de la tecnología en el mundo.

Entonces ¿qué tanto te conoces?, ¿realmente eres bueno en lo que haces?

Solo tú sabes las respuestas, y si no, ya sabes como obtenerlas.