Liderazgo

Follow the leader, leader

Todos queremos trabajar en una organización que tiene claro el 'por qué', pero nos permite jugar con el 'cómo' a nuestro estilo.
Follow the leader, leader
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Todos podemos ser líderes, ¿no? Necesitamos sólo de un “alguien” dispuesto a seguirnos. La dificultad está en ¿a dónde diablos lo queremos llevar? y ¿por qué queremos llegar ahí?

Durante dos días escuché a diferentes personas hablar sobre el propósito de ser líderes, y podría escribir una disertación de ocho páginas sobre todo lo que aprendí en el último evento de WOBI on Leadership: Purpose. Podría… pero no voy a hacerlo por consideración a mis dos fieles lectoras (mi mamá y mi amiga Laura).

Si tuviera que elegir una cosa con la cual quedarme sería la siguiente: si todos podemos ser líderes, ¿cuál es nuestro diferenciador? ¿qué hace que la gente “deje sus redes” y te siga?

La importancia de definir tu propósito (la famosísima misión de las empresas, que hoy cuestionamos muchos millennials – pero esa es otra discusión) está en definir aquello que estás dispuesto o no estás dispuesto a hacer. Y, en una estructura de trabajo ideal, el propósito y la misión deberían estar sincronizadas para que realmente se integren en las estrategias de una organización.

Me encantó la forma en la que Aaron Hurst definió el propósito a nivel personal para luego integrarlo a una estructura organizacional. Si no se han metido a imperative.com, lo recomiendo mucho. Tiene un test de no más de diez minutos que ayuda a definir tres variables indispensables para entender/determinar tu propósito: a quién impactas – con quién trabajas; por qué trabajas – qué estás buscando, y, finalmente, cómo impactas – a través de qué herramientas o actitudes estás dispuesto a hacerlo. Una vez que está claro eso, es mucho más fácil definir los do’s y dont’s ysaber hacia dónde vas.  Así podrás realmente liderar a alguien más.

A nivel organización, todos queremos encontrar personas con propósito, porque se motivan solas y van más allá.

En pocas palabras, se les puede guiar y no es necesario estar arrastrándolos. Además, ayudarán a liderar a los siguientes que se trepen al barco. Queremos personas, más allá de sistemas. Un equipo con una “misión” clara es un equipo que va a probar y examinar las diferentes estrategias, que deberá tener espacio para fracasar y aprender, porque cuando el ‘por qué’ es prioridad, el ‘cómo’ pasa a segundo término. Y todos queremos trabajar en una organización que tiene claro el ‘por qué’, pero nos permite jugar con el ‘cómo’ a nuestro estilo.

En palabras de A. Hurst:

“El propósito trae la utilidad”.

Un propósito claro, para el CEO y hasta el portero, es lo que logrará que los clientes mueran por tus productos y los potenciales colaboradores maten por trabajar contigo. En un momento en que no existe una empresa indispensable, un buen propósito te da mayores probabilidades de permanencia en el tiempo.

Escrito por: Sofía Villa Boy para Victoria 147

Victoria 147 es es una plataforma de formación, incubación, aceleración y networking que se enfoca en el desarrollo de la mujer emprendedora y ejecutiva en México. A través de la promoción de casos de éxito, artículos, investigación y programas educativos buscamos inspirar y redefinir el concepto de la mujer actual. Queremos despertar la conciencia de la sociedad y empoderar a la mujer en temas de equidad y negocios. Somos la organización experta en mujeres más grande del país y la primera aceleradora (en su tipo) certificada por el INADEM.