Millonario

11 errores que te alejan de tu primer millón

"Si yo lo pude hacer, tú también". Descubre cómo lograrlo.
11 errores que te alejan de tu primer millón
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

He sido millonario tres veces en mi vida. La primera vez que vi un millón de dólares en mi cuenta casi me desmayo. A pesar de saber que ya casi llegaba a esa cifra el hecho de verla completa me tomó por sorpresa.

Con dedicación, paciencia y enfoque, volverse millonario es algo totalmente alcanzable ¿sabes por qué? Porque si yo lo pude hacer, todos lo pueden lograr.

¿La parte más difícil? Yo creo que sería justo obtener ese primer millón. Después de eso ya todo se acomoda en su lugar, pero ¿por qué es tan difícil lograrlo? Creo que todos en algún momento están a nada de alcanzarlo, pero son justo estas características las que te apartan del objetivo.

1. No estás pensando de la manera adecuada

Como Napoleon Hill dijo en su histórico libro “Think and Grow Rich", la gente rica piensa diferente a los demás. Después de entrevistar a las 1,200 personas más ricas del mundo, Steve Siebold está de acuerdo con los resultados de Hill, entre algunos pensamientos que ambos acordaron se encuentran:

  • Los ricos creen que la pobreza es la raíz de todo mal.
  • Saben que ser egoísta puede ser una virtud.
  • Tienen una mentalidad activa.
  • Adquieren conocimientos específicos.
  • Sueñan con el futuro.
  • Siguen su pasión.
  • Disfrutan los retos.
  • Usan el dinero de otras personas.
  • Se enfocan en ganar más, no solamente en ahorrar.
  • Saben cuando tomar riesgos.

En pocas palabras, si quieres volverte millonario empieza a cambiar la manera en la que piensas del dinero y el éxito.

2. Te preocupas mucho por ser perfecto

Esta es una de las lecciones más importantes y valiosas que he aprendido en la vida: nada es perfecto. Entre más temprano lo aceptes más rápido podrás seguir adelante (en lugar de quedarte atorado).

Si estás empezando un negocio, entre más tiempo pases perfeccionado tu servicio, más competidores tendrás y más alejarás a tus clientes potenciales. Experimenta y entra al mercado lo antes posible. Siempre podrás mejorar y tener ganancias al mismo tiempo.

3. Gastas todo lo que tienes

Acabas de recibir un cheque y ya estás tentado en comprar un coche lujoso. La gente “rica” sabe vivir discretamente y no arrasar con todos sus ingresos. Por ejemplo, Warren Buffet vive en una casa modesta y maneja coches prácticos.

4. Estableces expectativas irreales

Las personas ricas sueñan en grande y a la vez fijan expectativas reales pues saben que para convertirse en millonarios bastará más de una noche y necesitarán de mucha paciencia para alcanzar sus objetivos.

Pregúntale a un maratonista si puede correr un maratón sin entrenamiento y preparación.

5. Sigues a los demás ciegamente

Es increíble seguir los pasos de alguien que ha hecho fortunas, pero la verdad es que lo que les funcionó a ellos no necesariamente tiene que hacerlo contigo. Por ejemplo, lanzar una compañía como Microsoft o Apple tal vez no funcione en estos momentos, así que seguir paso a paso el camino de Jobs o Gates puede no ayudarte del todo.

Entiende qué es lo que te sirve a ti y a tu negocio y cómo puedes triunfar en esa industria.

6. Confías mucho en el plástico

Las tarjetas de crédito pueden ser buena opción a la hora de construir tu crédito o invertir en un negocio (siempre y cuando sepas usarlas). Es muy fácil irte al buró de crédito así que cuida tus intereses y no te llenes de deudas.

7. No planeas a futuro

Los ricos acostumbran a siempre ver para adelante. Saben a donde quieren ir y qué es lo que necesitan para alcanzar el éxito. Esto les da la oportunidad de anticiparse a cualquier obstáculo y tener un plan para derribar todos los obstáculos.

Si estás empezando un nuevo negocio necesitas establecer un plan a futuro que te no sólo te lleve a atraer clientes sino a retenerlos.

8. Pasas tiempo con la gente incorrecta

Los ricos no pierden el tiempo asociándose con las personas inadecuadas. Y con éstas me refiero a los negativos que se la pasan diciéndote que no vas  a llegar lejos.

En su lugar, tienen a personas positivas y pasionales que creen en un futuro brillante, mismos que construyen su marca.

9. Haces todo tú solo

Es imposible hacer todo tú solo. Digamos que acabas de lanzar una startup, necesitas contratar a personas que compartan tus fortalezas y disminuyan tus áreas débiles.

Aprende a delegar. Este es uno de los secretos que raramente te dirán, pero si quieres que tu negocio crezca, tienes que hacerlo.

10. No estás en el lugar correcto en el momento adecuado

Ya sea haciendo una inversión o empezar un negocio, el timing y la locación lo es todo.

Ryan Graves, por ejemplo, sólo twitteó “contrátame” a Travis Kalanick en 2010.

Graves se volvió el primer empleado de Uber y bueno, ya sabes qué pasó con Uber ¿cierto? En lugar de soñar de día aprovecha las oportunidades que tienes frente a ti.

11. No crees en ti mismo

¿Qué es lo que realmente te detiene de ser exitoso? Es probable que sea porque no confías en ti mismo. En lugar de preguntarte si eres o no capaz en cada movimiento que tomes, confía en ti y toma la mano de tu intuición.

Dale Carnegie dijo:

“No hacer nada te brinda duda y miedo. En cambio, la acción te llena de confianza y coraje. Si quieres conquistar al miedo no te sientes en casa a pensar en eso. Sal y ocúpate”.