salario emocional

¿Renunciarías por un mejor salario emocional?

¿Sabías que 78% de los mexicanos en trabajos formales renuncian a su empleo en busca de crecimiento profesional?
¿Renunciarías por un mejor salario emocional?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Estar en un mal ambiente laboral y recibir un sueldo no esperado son dos causas comunes de renuncia, pero las características del trabajo, la falta de motivación o de apoyo del jefe a sus empleados también influyen.

El 78% de los mexicanos en trabajos formales renuncian a su empleo en busca de crecimiento profesional; 72% por un mejor salario y 49% para encontrar mejores prestaciones, de acuerdo con una encuesta de 2014 hecha por el portal de reclutamiento OCC.

Una encuesta similar hecha en Estados Unidos por la empresa de trabajos online BambooHR indicó que, más allá de la compensación económica, las personas que cambian de trabajo por voluntad propia buscan empleos desafiantes, por un lado, y que les permitan tener un balance entre su vida personal y profesional, por  otro lado.

Según BambooHR, hay 5 motivos principales por los que una persona abandona su empleo:

  1. Que el jefe no le tenga confianza (o no motive)
  2. Que sea regla trabajar fuera del horario establecido (u horarios inflexibles).
  3. Que el horario sea inflexible aun en situaciones especiales o emergencias.  
  4. Mal ambiente y colegas difíciles
  5. Que se le reconozcan fallas y errores, pero no aciertos
  6. Que el trabajo no sea flexible

Harvard Business Review encontró que los trabajadores estadounidenses no están realmente comprometidos con su trabajo. Los millennials son los que están menos comprometidos (71%), con este porcentaje se perfilan como la generación menos implicada con su lugar de trabajo. Por ello no debe sorprendernos que la administradora de inversiones, State Street Global Advisors, haya descubierto que el 60% de los millennials de entre 22 y 32 años han cambiado de una a 4 veces de trabajo, durante 5 años.

El cambio laboral en las nuevas generaciones se debe a su perspectiva laboral. La investigación de Harvard muestra que para los millennials es importante estar en una organización donde se les permita crecer y aprender; que el trabajo que realicen sea de verdad interesante y la posibilidad de crecimiento. Mientras que para sus padres (los Baby Boomer’s) lo importante era contar con un buen jefe y buen sueldo.

Así que a los millennials no sólo se conforman con un buen pago, quieren algo más y no sólo un bonito bono por buen desempeño. 

El valor de tu “salario emocional”

Es fácil saber cuánto dinero ganas en tu trabajo si descuentas las retenciones que hace tu empresa cada mes; pero, ¿sabes cuál es tu salario emocional?

Es un concepto nuevo nacido en Europa y aunque desconozcas la definición, seguro aspiras a tener uno y bueno. La Asociación Española de la calidad define al salario emocional como:

 “Las retribuciones de un empleado en las que no se incluyen lo económico. Tienen la finalidad de satisfacer necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador. Al mismo tiempo buscan mejorar la calidad de vida del empleado y fomentar una conciliación laboral.”

Suena romántico, pero este salario emocional a veces hace la diferencia entre los trabajadores que se quedan y los que se van. Para algunos, incluso, estos beneficios no económicos son mucho más valiosos que un sueldo alto.

¿Cuál es tu salario emocional de tu actual trabajo? Para saber cuál es tu salario emocional, evalúa:

Distancia del lugar de trabajo

¿Te queda cerca o muy lejos? A nadie le gusta salir temprano de caso debido a que su lugar de trabajo está muy lejos.

Jornada laboral

¿Trabajas solo 8 horas diarias? Es comprensible que en algunas situaciones tengas que trabajar un par de horas extras, pero si esto es recurrente y sin remuneración, lo mejor es salir de allí.

Vida laboral/vida personal

¿Tu carga de trabajo y tus horarios te permiten tener una vida personal? Aunque salgas puntualmente de la oficina a las 6:00 de la tarde, tener que trabajar vía remota los sábados no te hará muy feliz.

Futuro profesional      

¿Tienes futuro en la empresa o estás en una posición laboral donde las responsabilidades nunca cambiarán? Caer en esta rutina no te permite crecer ni desarrollar nuevas habilidades.

Beneficios extras

Olvídate de la comida a precio especial y de los vales. ¿Tu empresa te da algo que valores y aprecies? Pequeños gastos como entradas gratis al cine pueden significar mucho.

Aprendizaje y desarrollo de habilidades

¿Tu empleo te reta frecuentemente para que aprendas más cosas y desarrolles más habilidades? Estar en algo tedioso y donde no aprendas nada nuevo; hará que desees un futuro lejos de tu empresa. 

Las startups y algunas empresas en renovación ofrecen este salario emocional. Cada una paga un salario emocional acorde a su cultura organizacional. En algunas hasta es permitido llevar perros o mascotas. Así que si tu lugar de trabajo es muy tradicional y sin miras al futuro, no te desesperes no todo está perdido.

Antes de renunciar…

Si tu salario emocional es inaceptable, no tomes una decisión apresurada. Sabes que encontrar un nuevo empleo tampoco es una tarea sencilla, así que antes de irte, considera estas recomendaciones.

Hay un punto a tu favor: no te están despidiendo, por lo que tu jefe podría estar interesado en escuchar tu posición.

Así que intenta negociar:

  • Compensaciones, incluso que no estén relacionados con el dinero.
  • Horarios, salir temprano los viernes, hacer un día de trabajo remoto
  • Nuevos retos, capacitaciones o participar en eventos para sentirte más productivo y permanecer en la empresa por más tiempo.

Contenido generado por ComparaGuru.com.