Plan de Negocios

El plan del Papalote Museo del Niño para conquistar a la generación Z

A 23 años de su apertura, el emblemático museo, ubicado en la Ciudad de México, renovó sus instalaciones con nuevas atracciones e innovadoras exhibiciones como parte de una estrategia que busca atraer a más niños digitales.
  • ---Shares

Video: Arturo Luna

Los niños de la generación Z (los nacidos a mediados de los noventa) ya no se entretienen ni se educan como antes. Por esta razón, El Papalote Museo del Niño ha decidido cambiar las reglas del juego para ir a la conquista de los pequeños consumidores digitales.

El recinto ubicado en el Bosque de Chapultepec de la Ciudad de México se inauguró en 1993, año en que el internet era sólo era un sueño y los teléfonos celulares eran un lujo para los ejecutivos.

A más de dos décadas de que abriera sus puertas, el museo dirigido por Dolores Béistegui dedicó un año y medio para ampliar y renovar sus instalaciones con nuevas atracciones e innovadoras exhibiciones. 

Al respecto, Rubén Pizá, director de Mercadotecnia y Experiencias de El Papalote, explica en entrevista con Alto Nivel y Entrepreneur que el proceso de transformación del museo fue pensado en las necesidades de los niños expuestos a la tecnología que prefieren buscan entretenimiento en dispositivos móviles, en lugar de apostar a los juegos tradicionales como las generaciones de sus padres.

“Se hizo un análisis de quién es el niño de hoy, cómo se divierte y cómo podemos respetar el ADN de la marca y al mismo tiempo satisfacer esos nuevos estímulos y llegamos a este proyecto en donde la tecnología interviene en la diversión de los niños y su aprendizaje”, asegura Pizá.

El director de Mercadotecnia y Experiencias es consciente del potencial de esta generación y asegura que El Papalote no desaprovechará la oportunidad que existe en ella, pues los nuevos espacios del reciento están ligados a lo digital, pero también a lo tradicional con experiencias en el exterior.

Tan sólo en México, 53.9% de los menores entre 6 y 11 años cuenta con acceso a internet, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

El Papalote Renovado

El Papalote Renovado se divide en seis áreas que incluyen acercamiento a los seres vivos, ecosistemas mexicanos, el mundo y el espacio exterior, así como un área didáctica de trabajos. Todo esto, sin descuidar las atracciones clásicas como las burbujas, la cama de clavos, el domo digital y la Megapantalla Imax.

1. El viaje inicia. Explica la vida y el cuerpo humano, la conexión entre el cuerpo y el Universo, a través de una experiencia multimedia sobre la complejidad de la vida su interconexión.

2. Mi cuerpo. Los visitantes explorarán las conexiones que existen dentro de ellos mismos y navegarán por el mundo de la anatomía humana, entre las vastas comunidades de microbios, huesos, nervios y músculos que son esenciales para el bienestar en el viaje de nuestras vidas.

3. México vivo. Invita a los visitantes a observar los sistemas ecológicos en acción, mientras que enfatiza el papel de los niños como integrantes de estas comunidades que simbolizan la biodiversidad mexicana.

Esta fue el área que recorrió el equipo de Alto Nivel y Entrepreneur previo a la apertura, pues hasta ese momento aún había algunos trabajos por concluir.

4. Mi hogar y mi familia. Este espacio busca hacer énfasis en la importancia de las redes sociales y culturales con amigos o miembros de la familia.

5. Mi ciudad. Expone un conjunto de actividades urbanas y juegos. Los niños suben dos pisos de un laberinto de inmersión para jugar en redes, caminar en puentes colgantes y arrastrarse dentro de alcantarillas. Un elevador lleva a los visitantes a las entrañas de la ciudad, ahí descubren los canales de agua subterráneos, el cableado o las ruinas arqueológicas.

6. Laboratorio de ideas. Una exhibición donde los niños adquirirán habilidades mediante la experimentación con herramientas, materiales, electrónica y computadoras, además de ser un espacio para dibujar, fabricar y compartir sus ideas.

 

El segundo Papalote en Ciudad de México

Durante la inauguración de las áreas digitales, que se realizó el lunes, Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, reveló la construcción de un nuevo Papalote Museo del Niño en la delegación Iztapalapa que contará con exhibiciones y características similares a las del recinto ubicado en el Bosque de Chapultepec.

“Con este proyecto, El Papalote en la ciudad podrá extender su territorio con un espacio de una dimensión de más de 22,000 metros, pero en otra zona de la capital. Vamos a llevarlo a Iztapalapa”, aseguró Mancera.

Los trabajos de transformación de El Papalote Renovado tuvieron un costo de 650 millones de pesos; 60% de la inversión fue proporcionada por el gobierno capitalino y el 40% restante provino de una recaudación de fondos de la iniciativa privada.

Rubén Pizá confía en que el Papalote Renovado atraerá a más niños y no tan niños. En la actualidad, el museo recibe a más de 850,000 visitantes al año, cifra que podría crecer a más de un millón con las nuevas atracciones.

"Estamos muy contentos porque ya es una realidad. Creemos y estamos seguros de que los visitantes lo van a disfrutar tanto como nosotros."

Texto publicado originalmente en Alto Nivel.