Emprendedores de la moda

Pink Magnolia, el mundo disfrazado de rosa

A su corta edad, la pasión por la moda las impulsó a fusionar la fantasía con la realidad
Pink Magnolia, el mundo disfrazado de rosa
Crédito: Cortesía / Pink Magnolia
  • ---Shares

Esta peripecia fue iniciada por dos hermanas que soñaron en rosa. Su anhelo era crear una marca de ropa pensada en la mujer actual, femenina, sofisticada y divertida. Así nace Pink Magnolia, un sello que hila relatos contemporáneos, románticos, elegantes y frescos en sus colecciones.

Utopía y más

Todo inició en 2009, cuando Paola y Pamela Wong contaban con tan solo 20 y 23 años respetivamente. En esa época, Pam, licenciada en Relaciones Internacionales, trabajaba en el sector privado, mientras que Pao era estudiante de Diseño de Modas.

"La idea del proyecto surge de mi hermana Paola quien es la directora creativa. Ambas somos apasionadas de la moda. Pero fue Pao quien descubrió en este nicho  la oportunidad de hacer una oferta de moda diferente. Para ello, abrimos una tienda a fin de tener un punto de venta.

"Y aunque yo no soy diseñadora, me lancé junto con ella a dar seguimiento a la propuesta. Ahí empieza nuestra aventura", narra Pamela Wong, directora comercial de Pink Magnolia.

Color universal

Para elegir el nombre de la marca, Paola se inclinó por uno con categoría global. “Y como en esa tendencia no puede ser todo en español o en inglés, surgió algo padre como Pink, un color universal, y magnolia, porque vivimos nuestra infancia en una calle llamada así. Y también por tratarse de una flor exclusiva y con un olor super cool. La intención era transmitir elegancia, sofisticación y coquetería".

El mayor aprendizaje

En esa ruta hubo obstáculos; no obstante, las hermanas Wong, vieron el lado positivo a todo. "Al ser pioneras en esto, tuvimos que aprender el negocio de raíz; estudiar el sector; y conocer a los actores en el tema aquí en México; asimismo, entender de comercio internacional, regulación, tipos de cambio, estándares, tiempos de entrega, temas legales y tener registro de todo".

Y aunque Pao y Pam contaban con la inyección necesaria para arrancar el negocio, eso no fue suficiente. "Fue cuando notamos que íbamos a necesitar más recursos para los registros oficiales porque en tiendas de Estados Unidos, ¡nos empezaron a copiar el logo, la marca y los diseños!". Sin embargo, las chicas Wong tomaron las medidas correctas y el problema se solucionó.

"¡Wow!"

Al tener su primer diseño, Pam y Pao vivieron un momento muy especial. "Yo siempre confié en la propuesta creativa de mi hermana. Creo que pertenecer a una familia workaholic rindió sus frutos. Y tener el apoyo de unos padres geniales también fue una inspiración", reconoce Pamela.

Al mes de inaugurar su tienda Pao acudió a un intercambio estudiantil en Argentina. "Ahí fue donde vimos a la modelo Elsa Benítez, portando un vestido de Pink Magnolia. ¡Dijimos Wow!, ¡nuestro sueño se concretó! Posteriormente, actrices como Karla Souza, Martha Higareda y Anahí también fueron usando nuestros modelos".

Fortuna rosada

Entre sus primeras satisfacciones fue la exportación a Dubai, Emiratos Árabes. Después vinieron Asia y Estados Unidos y su asistencia a eventos de moda en Nueva York y Europa. "También participamos en Mercedes Benz Fashion Week México".

Contexto chic

Pink Magnolia destaca por sus matices que remontan la infancia e inocencia propias de las niñas pequeñas. Es como imaginar un viaje de la niñez a la adultez. Y justo por esta peculiaridad, Pao y Pam han negociado con Disney para colaborar en su colección Minnie’s ABC, una edición limitada de 27 prendas exhibidas en el Palacio de Hierro. También concertaron con Barbie un par de colecciones.

Con 28 y 31 años, las hermanas se dedican full time a Pink Magnolia, que hoy forma parte de un Holding denominado Trapitex, una empresa que conjunta dos proyectos más. "Pao está ahí al 100 por ciento en la dirección creativa y yo en la dirección comercial y mercadotecnia".

Arropadas con estilo

Tras su experiencia, ambas están convencidas del apoyo que México brinda a sus emprendedores. "Sí hay apoyo, y hay que buscarlo, éste no llega solo. Además, cada quién tiene distintas demandas. México sí ofrece las sinergias para materializar los proyectos, ¡claro que faltan más de esas sinergias!, pero con el tiempo los apoyos se irán especializando", asegura optimista Pam.

Dato indeleble

Y añade: "A esos emprendedores, les recomiendo aprender a priorizar. Yo quería hacer todo y es lógico porque al principio traes esa adrenalina emprendedora. No siempre somos buenos en todo. Yo no soy buena diseñando, mi hermana no lo es en números; hay que saber identificar cuál es el valor de cada quien.

"Después, no dejen de perseverar, acudan a las aceleradoras. No están solos. Pueden ir, capacitarse y hacer equipo para emprendedores, pequeños, medianos y grandes. No pueden caminar solos por la vida, tienen que ir sumando", concluye.

Very pink

Actualmente, Pink Magnolia sobresale por ser una marca sólida comercialmente hablando. Para muestra un botón: Paola y Pamela Wong suman ya 14 colecciones. Y como nada las detiene, ya cocinan el lanzamiento de su colección 2017.

Aquí en México, la encuentras en Saks Fifth Avenue, en el Palacio de Hierro y en boutiques de lujo.