Productividad

2 estrategias poderosas para ser más feliz y productivo

Y tú, ¿ya conoces "La regla de la E"? Te decimos de qué se trata.
2 estrategias poderosas para ser más feliz y productivo
Crédito: Depositphotos.com

Cuando me pongo a pensar en estrategias para una mejor calidad de vida, considero “La regla de la E”: eficiencia, efectividad y esencialismo.

Últimamente he sentido la necesidad de cultivar el pensamiento profundo ya que en esta era de "redes sociales y tecnología" hemos perdido completamente la habilidad de hacerlo. Supongo que es por esta razón por la que la conciencia plena se ha vuelto un tema importante estos últimos días. 

Tim Ferris define este término como: "un estado presente de conciencia que te ayuda a no reaccionar".

No reaccionar es esencial a la hora de establecer una profunda concentración en un mundo que todo el tiempo nos distrae y a la vez nos exige toda nuestra energía mental.

Hablando sobre el enfoque intelectual, ¿te has dado cuenta que una persona promedio pasa alrededor de 30 años trabajando para “descifrar” algo a lo que le ha dedicado toda su vida para después plasmarlo en un libro de 200 páginas que puedes leer en un fin de semana por 200 pesos?

Claro, siempre y cuando puedas concentrarte, porque si buscas leer, necesitas cultivar ese "estado consciente que te permita no reaccionar”, en otras palabras, tienes que prestarle atención a las líneas de la página y no a tu celular.

Recientemente he estado practicando dos cosas que me han ayudado a concentrarme profundamente (ser más efectivo), a leer de manera más eficiente y ser más consciente (esencial).

1. Habilidad a corto plazo: Cómo mejorar tu velocidad de lectura

Compra un libro físico y después baja la misma versión en audio en Audible. Siéntate, abre el libro y aumenta la velocidad a 2x o 2.5x en Audible.

Sigue las palabras con tu dedo o una pluma. De esta manera no perderás ningún sentido e momento pues estarás forzando a tu cerebro a entenderlo todo, además terminarás el libro a la mitad del tiempo.

Yo usualmente empiezo con una velocidad de 1.5 para ir entrenando mi mente. Esto sirve de mucho para cuando quieres leer un libro para tu negocio. Así terminé Tony Robbins’ new behemoth en tres días, por ejemplo.

Inténtalo de esta manera usarás no sólo uno, sino dos sentidos así que absorberás el material por completo de manera eficiente. No habrá lugar para distracciones.

2. Habilidad a largo plazo: Cómo callar a tu mente (y concentrarte mejor)

Definitivamente la meditación es una práctica para llegar a la conciencia plena. En cuanto a practicidad, meditar es dedicar cierto tiempo al enfoque de tus pensamientos y respiración, cuya misión consiste en canalizar tu concentración a la par de cómo llenas y vacías tus pulmones.

De esta manera, cuando un pensamiento llega (y créeme que te vendrán muchísimos a la hora de meditar) dirás “Ok tuve un pensamiento. Meditaré de nuevo enfocándome en mi respiración”.

Diario nos bombardean un millón de mensajes y estímulos y lamentablemente le brindamos la misma atención a todas las distracciones, incluyendo a las que no teníamos siquiera la intención de consumir. Por esta razón nos sumergimos en una enorme ola de pensamientos no constructivos.

Así como el ciclo se repite, la meditación te permite ver cada pensamiento como realmente es dándote la perspectiva y el entrenamiento de ver más allá.

Verás cómo practicándolo, los momentos en blanco empezarán a incrementarse.

Encuentra una silla que te relaje y siéntate a la orilla. Cierra los ojos y respira 100 veces inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Cuéntalos en tu cabeza, de esta manera, los números harán que tus pensamientos se alejen. Te tomará aproximadamente 10 minutos.

Créeme, es difícil sentarte y hacer “nada”. La relajación puede causar ansiedad ya que al final de cuentas, el cerebro está diseñado para resolver problemas, pero definitivamente la meditación es la opción.

Piénsalo como si estuvieras manejando a un lugar físico: tienes que hacer varios viajes para saber llegar y claro, si dejas de ir seguido, se te va a olvidar.