Autoconfianza

5 frases favoritas del monstruo del autoboicot

Descubre cómo puedes evitar los efectos de este "diablito" que llena tu cabeza de dudas.
5 frases favoritas del monstruo del autoboicot
Crédito: Depositphotos.com

Desde los tiempos antiguos, las voces internas del bien y del mal eran representadas en la pintura, escultura y literatura como un “angelito” y un “diablito” que aconsejaban al hombre o mujer a hacer el bien o el mal. Siguiendo esta conceptualización, en mi vida emprendedora siempre he personificado con un pequeño monstruo a esa voz negativa interior que se aparece en los momentos difíciles y que te trata de empujar al autoboicot. Este personaje lo he bautizado como el Monstruito Autoboicot.

Siendo que nosotros los emprendedores debemos mantener en todo momento una actitud positiva ante cualquier situación adversa, lo más importante es poder identificar a este monstruoso personaje para poder bloquearlo de inmediato y expulsarlo de nuestros pensamientos. Una manera fácil, y a veces hasta divertida, de identificar que es él, el que nos está tratando de influir con su negatividad es a través de ciertas frases que aparecen en nuestra mente de forma repentina.  

He aquí las frases favoritas del Monstruito Autoboicot:

1. “No se puede”

Esta es probablemente su favorita. Cuando se te presenta una situación que parece difícil de resolver, el monstruito busca que te rindas rápido y por lo tanto apliques el autoboicot, pensando que realmente no se puede. La mejor manera de contrarrestar su argumento es muy sencilla: Inténtalo antes de convencerte que no se puede. No te rindas antes de siquiera intentarlo.

2. “No funciona”

Como emprendedores, una característica que necesitamos todos los días es la perseverancia. Si ya lo intentaste y no funcionó a la primera o a la segunda, no hagas caso a la voz de monstruito. Inténtalo varias veces; corrige y vuelve a probar por uno u otro lado. No te des por vencido. Eventualmente funcionará. Recuerda que la historia está llena de personajes exitosos que lo intentaron una y mil veces hasta que lo lograron: Steve Jobs, Walt Disney, Albert Einstein, Abraham LincolnJ.K. Rowling, por mencionar algunos.

3.“Renuncia y busca algo seguro”

Definitivamente este monstruito no quiere que triunfes en tu emprendimiento. Por ello siempre manejará en su proceso de convencimiento el miedo al fracaso y te pondrá como carnada la seguridad de un sueldo seguro, trabajando para alguien más; y la realidad es que a muchos los convence. 

Sí tú estás seguro de ti y de tu proyecto y estás consciente y dispuesto pelear hasta la última de las batallas por alcanzar tus sueños, ignora al monstruito. Es una tentación difícil de ignorar cuando las cosas no van como quisiéramos, pero al final creo que la vida se trata de atreverse y no darse por vencido hasta conseguir nuestros objetivos.   

4. “No es tu culpa, es de los demás”

¡Mucho cuidado! Esta es la situación más difícil de identificar al monstruito porque parecerá más tu aliado que tu enemigo. Es muy importante que analices la situación en la que no has logrado tu objetivo y hagas un análisis equitativo de reparto de culpas, incluyendo la propia. Esto no es con el fin de que te deprimas (que es al final parte de lo que quiere el monstruito), sino que aprendas de esos errores que TÚ cometiste y, por supuesto, que no te vuelva a suceder. Esa es una de las formas esenciales para crecer personal y profesionalmente.

5. “Tienes mala suerte”

El monstruito autocomplot es especialista en argumentos baratos relacionados con la fortuna o suerte del oyente. Tratará de convencerte que no depende de ti, sino de cosas sobrenaturales o atribuibles al destino. Si bien la parte espiritual del emprendedor es muy importante para tener un balance en la vida, la otra parte que está 100% en nuestro control, es lo que forja gran parte de nuestra suerte: el trabajo diario. Así es que ya lo sabes; si el monstruito te dice que tienes mala suerte, trabaja más para que esta cambie a tu favor.

El monstruito autoboicot es la parte negativa de nuestra mente que es la que nos pone los límites. Si logras identificar y separar a este monstruito de tu mente, lo expulsas de ésta y analizas la situación con una actitud positiva, es muy probable que logres tomar las decisiones correctas y llevar acabo las acciones necesarias que te permitirán cumplir con tus objetivos de negocio, y por qué no, de vida.