Protege tu negocio

Cómo proteger a tu Pyme ante tormentas y huracanes

Aunque no lo creas, México es uno de los países más vulnerables al cambio climático. Conoce los seguros que puedes aprovechar para tu negocio.
Cómo proteger a tu Pyme ante tormentas y huracanes
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

México es uno de los países más vulnerables al cambio climático; 15% del territorio y 68% de la población están expuestos a los riesgos asociados a sus efectos como huracanes e inundaciones.

Lamentablemente, y a pesar de los efectos catastróficos de estos fenómenos naturales, las Pymes son uno de los sectores menos protegidos. La necesidad de contar con un instrumento de protección que cubra el patrimonio de los empresarios, aun no permea en la lista de prioridades, pues menos del 5% cuenta con un seguro para cuidar su negocio ante estas posibles afectaciones.  

Nuestro negocio es vulnerable a cualquier riesgo

Existen instrumentos de protección como los seguros para Pymes que se encargan de cubrir daños a las instalaciones, maquinaria e incluso a los mismos trabajadores. El costo de esta herramienta financiera, dependiendo del tipo de negocio, tamaño, ubicación, entre otros factores; puede comenzar desde dos mil pesos al mes; una inversión mínima si se trata de cuidar nuestro patrimonio, y asegurar la continuidad de la operación en nuestro negocio.

Pero exactamente qué ofrecen estos instrumentos y cuál es el que más conviene.

Cinco consejos que debes considerar para proteger tu empresa

1. Los seguros para Pymes están dirigidos a negocios de máximo 250 empleados, y ofrecen un valor asegurable máximo entre el inmueble y sus contenidos (mercancías, mobiliario, equipo electrónico fijo y/o portátil, maquinaria y calderas) de 40 millones de pesos o su equivalente en dólares entre todas sus ubicaciones.

2. Es fundamental que adquieras la cobertura de Responsabilidad Civil, pues esta te protege ante los daños que tú como empresa puedas ocasionarle a un tercero. Por ejemplo: si uno de tus anuncios espectaculares, cayera sobre un transeúnte, esta cobertura respalda la indemnización.

3. Antes de firmar tu contrato de seguro, verifica que cuentes con la cobertura ante daños materiales a tu negocio, pues estos siniestros son los que más ponen en riesgo la continuidad de tu negocio.

4. Si tu empresa está ubicada en zona costera y/o zona sísmica, es indispensable que integres a tu protección una cobertura de Catástrofes Naturales; así en caso de sufrir las consecuencias del impacto de un huracán, tormenta, inundación, terremoto o la erupción de un volcán, tu negocio estará protegido; por lo tanto tu patrimonio también.

5. Por último, si en tu compañía posees vehículos, ¡asegúralos con cobertura amplia! En temporada de lluvias aumentan 20% los siniestros en autos, y si tu flotilla sufre daños mecánicos, en las vestiduras, o al sistema eléctrico a causa de un fenómeno natural, con dicha cobertura estarás protegido y no perderás este recurso. 

Recuerda que la prevención es la mejor inversión para la seguridad de tu negocio.